Bankinter sa­cará a Bolsa Línea Directa para re­ducir su par­ti­ci­pa­ción y hacer caja

Seísmo accionarial en el seguro español

Caser se di­rime entre las ofertas de compra de la belga Aegas y la suiza Helvetia

Línea Directa
Línea Directa

La tra­di­cional la­guna se­rena del sector ase­gu­rador se ha visto más que re­mo­vido en las úl­timas horas por acon­te­ci­miento es­pe­rados y otros sor­pre­si­vos. Entre los pri­meros está la compra de Caser, que se arrastra desde hace meses y a la que han lle­gado en po­si­ción des­ta­cada la belga Ageas (antes Fortis) y la suiza Helvetia. La sor­presa parte desde Bankinter que ha anun­ciado su in­ten­ción de sacar a Bolsa Línea Directa, que con­trola en un 100% y de la que man­tendrá un por­cen­taje mi­no­ri­tario del 17,4%.

Línea Directa Aseguradora, la joya de la corona en el Bankinter controlado accionarialmente por Jaime Botín, se convertirá en una compañía cotizada si se aprueba su salida a Bolsa en la próxima junta de accionistas que celebre el banco que gestiona María Dolores Dancausa y preside Pedro Guerrero.

Según ha comunicado la entidad, su consejo de administración ha aprobado dicha operación con la distribución en especie de la totalidad de la prima de emisión, que asciende a 1.148 millones de euros, mediante la entrega a sus accionistas del capital social de su filial Línea Directa, una compañía creada en 1995 a medias entre Bankinter y Direct Line (filial, entonces, de Royal Bank of Scotland).

De esta manera, Bankinter se quedaría con una participación minoritaria del 17,4% de la compañía aseguradora que ya dirigió, desde casi su fundación, su actual consejera delegada María Dolores Dancausa.

Con carácter previo a la operación, Línea Directa pagará un dividendo a Bankinter de 60 millones de euros, lo que dejaría la ratio de solvencia en torno al 180%, muy por encima de lo exigido y de sus competidores en el mercado asegurador.

El objetivo de esta operación sorpresa, aunque se había manejado en distintos momentos durante el pasado más reciente, es separar el negocio de seguro directo del puramente bancario, "permitiendo a cada compañía desarrollar sus estrategias a futuro de manera independiente y que estas puedan operar en sus respectivos entornos regulatorios con una estructura de capital y una política de dividendos adecuada a sus necesidades", apuntan desde Bankinter.

El banco presidido por Guerrero se beneficiará de esta manera con una mejora de la ratio de solvencia consolidado CET1 en cinco puntos básicos, una mejora esencial si los reguladores piden mayores niveles de capital aunque Bankinter se encuentra en unas posiciones muy holgadas al respecto.

Bajo estudio

El consejo de administración de Caser, por su parte, también se ha reunido para estudiar las ofertas de compra que al final se han concretado en dos firmes, la de Ageas (antes Fortis) y la de la suiza Helvetia. También se barajaba una presentación de oferta por parte de Santa Lucía aunque fuera de plazo.

El grupo asegurador de las antiguas cajas de ahorros, dirigido por Ignacio Eyries, arrastra esta operación desde hace más de un año y con distintas aseguradoras importantes que no mostraron mayor interés casi desde el inicio de este proceso, como son Mapfre y Mutua Madrileña.

Por el camino también se han caído algunos pretendientes como algunos fondos de capital riesgo, que quedaron excluidos, y Nationale Nederlande, que al final se retiró de la puja por algo más de un 36% de su capital.

Ese porcentaje se concentra en manos de Bankia (15%), CaixaBank (11,51%) y Abanca (9,99%), que arrastran esas participaciones de las entidades integradas o adquiridas durante la crisis del sector financiero español. La mayor accionista, la francesa Covea (20%), también podría reducir su porcentaje en Caser.

En contraposición, Ibercaja (13,95%), Liberbank (12,22%) y Unicaja (9,99%) se mantendrían en el accionariado de la aseguradora, ya que mantienen un negocio en sus redes de las pólizas de la compañía fundada en 1942. Su valoración oscila entre los 1.000 y los 1.200 millones de euros.

Artículos relacionados