Monitor del Seguro

A punto de ce­rrar el año acu­mulan un ren­di­miento medio anual del 5,5%

Planes de Pensiones: la rentabilidad vuelve a ser un gancho

Hace un año todas las ca­te­go­rías pre­sen­taban ajustes de va­lo­ra­ción

Planes ahorro y pensiones.
Planes ahorro y pensiones.

Los Planes de Pensiones del sis­tema in­di­vi­dual no dis­fru­taban de un año tan bueno, en tér­minos de ren­ta­bi­li­dad, desde 2014. A falta de menos de 15 días para ce­rrar el año, todo in­dica que el ejer­cicio aca­bará con re­sul­tados po­si­tivos para estos pro­duc­tos, ins­tru­mentos que con­cen­tran en el úl­timo tri­mestre del ejer­cicio el grueso de sus apor­ta­cio­nes. Este año los ren­di­mientos vuelven a ser un ar­gu­mento para mo­vi­lizar flujos de ahorro hacia estos ins­tru­men­tos.

Según los datos de Inverco, la rentabilidad media anual de los Planes de Pensiones era a 30 de noviembre del 5,5%. La positiva evolución de los mercados ha permitido alcanzar esa marca, la mejor desde que en 2014 registraran en el mismo mes un rendimiento del 6,72%, también gracias a la buena evolución de los mercados financieros; un porcentaje que a finales de diciembre subió hasta el 6,80%, lo que da una idea de cómo puede acabar el ejercicio en este 2019.

Este resultado contrasta con el experimentado hace un año por estas mismas fechas. La rentabilidad media anual fue del -2,85% a finales de noviembre de 2018 debido al comportamiento errático de los mercados, con importantes correcciones en los índices de renta variable y renta fija, que condicionaron la evolución del rendimiento a corto plazo de estos productos.

Los Planes que mejor resultado han tenido son los de renta variable, con un rendimiento del 12,7% (-3,48% hace un año). El segundo mejor registro lo exhiben los Planes de renta variable mixta (que presentan un porcentaje de acciones en cartera superior al 30% e inferior al 75%), que logran una rentabilidad del 7,18% en el último año (-3,33% en 2018).

No obstante, no son estas categorías las que más demandan los ahorradores. Según la X Encuesta sobre Planes de Pensiones Individuales del Observatorio Inverco, la opción más demandada en este final de ejercicio a la hora de elegir un instrumento para la jubilación en el caso del 59% de las gestoras es la de los Planes de renta fija mixta, con una rentabilidad del 3,52% (-3,19% en noviembre de 2018).

En el largo plazo, el conjunto de estos productos registró una rentabilidad media anual (neta de gastos y comisiones) del 3,22% y, en el medio plazo (5 y 10 años), del 1,7% y del 2,9% anual, respectivamente. Un año antes, con los mercados en contra, la rentabilidad media anual a 26 años era del 3,72%, y a 5 y 10 años, del 1,85% y 3,09%. Los datos muestran, por tanto, que aunque los mercados condicionan de forma significativa los resultados en el corto plazo, en el largo plazo, no tanto. Y esto es especialmente significativo para estos productos que lo que pretenden es fomentar precisamente el ahorro a largo plazo de cara a la jubilación.

En cualquier caso, este año la rentabilidad vuelve a ser un gancho para atraer partícipes. De hecho, según la encuesta de Inverco, el 33% de las gestoras apunta a las rentabilidades positivas en todos los plazos como causa principal del creciente interés por estos productos, seguida de cerca por las reducciones recientes de las comisiones (25%).

No es el único atractivo, hay otro importante, la fiscalidad. Lo recordaba a principios de diciembre Seguros Bilbao: “Uno de los atractivos de los Planes de Pensiones es su fiscalidad, ya que reducen la base imponible de la declaración de la renta a las personas que realicen aportaciones al Plan”. No es el único aspecto positivo. La compañía también hacía hincapié en la flexibilidad que aporta este instrumento, puesto que el cliente planifica libremente tanto la cantidad como la periodicidad de las aportaciones que realiza.

Varias son las claves a la hora de contratar un Plan de Pensiones: hay que identificar el perfil inversor; hay que tener en cuenta la edad, el volumen de ingresos y el perfil de riesgo que se quiera asumir; y es importante analizar y comparar los productos que existen en el mercado para encontrar el que mejor se adapte a las necesidades de cada persona. Entre los requisitos a tener en consideración destacan: la aportación mínima inicial, la cuantía a partir de la cual se pueden hacer aportaciones adicionales, si existen comisiones o si puede ser rescatado y bajo qué condiciones. Seguros Bilbao recomienda, además, revisar, de manera periódica, el rendimiento del Plan “porque aunque se trate de un producto de inversión destinado al largo plazo, este tipo de Planes pueden ser traspasados de una entidad a otra sin pagar impuestos por la rentabilidad obtenida hasta ese momento”.

En noviembre, las aportaciones brutas a Planes de Pensiones fue de 470,6 millones de euros y las prestaciones brutas de 290,5 millones, con lo que el volumen de aportaciones netas del mes alcanzó los 180,1 millones de euros. De cara a final de año, según la encuesta realizada por Inverco entre las gestoras, el 41% de ellas prevé que el volumen de aportaciones netas aumente.

Artículos relacionados