BOLSA

IAG, mayor optimismo para 2020

El sector mun­dial del trans­porte aéreo y de la avia­ción se en­cuentra en un buen mo­mento, a pesar de un en­torno eco­nó­mico car­gado de di­fi­cul­ta­des, que le ge­nera ata­ques mu­chas veces in­fun­da­dos. La IATA (Asociación Internacional del Transporte Aéreo) ha ade­lan­tado un cre­ci­miento de los be­ne­fi­cios del 3,1% para este año, hasta los 25.900 mi­llones de dó­la­res. Algo menos de lo pre­visto de­bido al efecto ad­verso de las pre­siones aran­ce­la­rias sobre todo en el trans­porte de carga.

Para 2020, además, la asociación prevé un incremento del beneficio del 3,4%, hasta los 29.300 millones de dólares. Unos objetivos que podrían incluso superarse en función del esperado acuerdo comercial que facilite el intercambio de productos y mejore el sentimiento económico y, en consecuencia, el transporte de viajeros.

Un cauto optimismo que comparte IAG. En su reciente Día del Inversor, la aerolínea hispanobritánica reiteró sus previsiones para el próximo año en cuanto al margen de beneficio operativo entre el 12% y el 15%, así como un retorno de capital (Roce) del orden del 15%. Al tiempo, ha mostrado su intención de mantener la deuda neta/Ebitda por debajo de 1,8 veces. con el fin de consolidar su grado de inversión.

Con todo, el grupo ha mostrado también algunos puntos oscuros en sus previsiones como ha sido el recorte de dos décimas de punto de su objetivo de crecimiento medio del BPA, hasta el 10%, o un menor crecimiento de la capacidad que podría quedar en poco más del 3,2% frente a las anteriores estimaciones del 6%.

En cualquier caso, estos factores, señalan los analistas no deberían afectar en gran medida a la rentabilidad del accionista ni a sus buenos fundamentales. La rentabilidad por dividendo de IAG se sitúa por encima del 10% en la actualidad con un PER de menos de 6 veces. Unas cifras muy atractivas y muy valoradas por las grandes firmas.

De las 23 casas de análisis que siguen al valor, según la consultora Facset, 16 de ellas aconsejan comprar, cuatro sobreponderar y apenas tres recomiendan mantener. La estimación objetiva media se sitúa en torno a los 8 euros por acción, lo cual supone un potencial de revalorización del 30%.

Un apoyo incondicional que, de momento, se está viendo poco reflejado en su cotización. Las acciones de la compañía aérea apenas se revalorizan un 7% en el año después de recuperar casi un 40% desde los mínimos anuales a poco más de 4 euros a finales del mes de junio. Pero lo cierto, es que si está mostrando un radical cambio de tendencia al alza que le puede poner en disposición de alcanzar los niveles esperados por los analistas antes de lo previsto si consigue superar algunas importantes resistencias en esta recta final de año.

Artículos relacionados