Cumbre del clima

Bogas ase­gura que la eléc­trica rea­li­zará una in­ver­sión de 1.487 mi­llones de euros

Endesa presenta en la COP25 un ambicioso proyecto para reconvertir la central de Andorra

Sustituirá la cen­tral de carbón ac­tual por ener­gías re­no­va­bles, y am­pliará po­tencia

José Bogas, en el panel de la COP25.
José Bogas, en el panel de la COP25.

El con­se­jero de­le­gado de Endesa, Jose Bogas, ha dado a co­nocer este jueves en el marco de la COP25, a través del panel sobre Transición Justa, los de­ta­lles del nuevo pro­yecto Andorra, que ha ca­li­fi­cado como “proyecto sin­gular a nivel eu­ropeo en in­no­va­ción y en com­pro­miso so­cial con el en­torno como mo­delo de crea­ción de valor com­par­ti­do“. Su ob­je­tivo es sus­ti­tuir la planta de carbón por re­no­va­bles con una in­ver­sión de 1.485 mi­llones de eu­ros.

El Plan de Futuro para Andorra, referente de buena práctica en procesos de transición energética, es una iniciativa para la sustitución de los 1.100 MW térmicos de la planta de carbón ubicada en la provincia de Teruel, por 1.725 MW renovables, más 160 MW de almacenamiento.

En la actualidad, Endesa está desarrollando Planes de Futuro en los dos entornos locales (Andorra, en Teruel, y Compostilla, en León), en los que la compañía ha anunciado el cese de operación de sus centrales de carbón. Estos planes forman parte de su proceso de transformación hacia un modelo de generación de energía sin emisiones en 2050, dentro de su compromiso con una Transición Justa.

Para el consejero delegado de Endesa, se trata de “planes flexibles que permitan incluir iniciativas viables que puedan ir surgiendo, para mitigar el impacto del cese de la actividad en las zonas”. Estos planes, se basan en cuatro pilares de actuación: búsqueda proactiva de nuevas oportunidades laborales para el personal directamente afectado, el fomento de la actividad económica y el empleo (mediante cursos de formación), la formación y capacitación para la mejora de la empleabilidad y la sostenibilidad del municipio.

El proyecto planteado para Andorra cuenta con una inversión de más de 1.487 millones de euros. De los 1.725 MW renovables, 1.585 MW corresponderán a la que será la mayor planta solar en construcción en Europa, 139 MW tendrán origen eólico y el proyecto contará con un sistema de almacenamiento a gran escala de hasta 159,3 MW.

La nueva capacidad de generación se construirá en las inmediaciones de la actual central térmica y permitirá compatibilizar los trabajos de desmantelamiento con el desarrollo y construcción del nuevo proyecto. La integración de ambos calendarios posibilita una creación promedia de más de 700 empleos anuales hasta 2026, con lo que se minimiza el impacto del cese de actividad de la actual central, que cuenta con 147 empleados en la actualidad. Durante los siguientes 25 años, se mantendrían unos 120 empleos en tareas de operación y mantenimiento del nuevo proyecto renovable.

Desde el punto de vista técnico, permitirá la generación síncrona mediante la adaptación de los actuales alternadores de la central para operar como compensadores, integrados con la generación renovable. Además, gracias al sistema de almacenamiento, la planta renovable tendrá mejor capacidad de integración a la red. José Bogas ha destacado también la utilización de paneles bifaciales que mejoran la reflectividad y el aprovechamiento de la superficie inferior de los paneles para agricultura, la denominada agrovoltaica.

En el caso de Compostilla (1.052 MW y 147 empleados en la actualidad), por las singularidades geográficas del entorno donde se ubica la central, Endesa ha planteado dentro de su Plan de Futuro, la construcción de 390 MW renovables, con una inversión de 341 millones de euros, que generarán más de 1.000 empleos en la fase de construcción y 30 puestos de trabajo, en la de operación y mantenimiento. Además, se ha abierto un proceso participativo y abierto para buscar proyectos de inversión y creación de empleo en el emplazamiento de la central para su reindustrialización (Futur-e).

El consejero delegado de Endesa se ha mostrado optimista con el proceso abierto a comienzos de octubre y que finalizará a finales de enero, señalando que “creemos que el emplazamiento tiene valor para cualquier empresario que quiera empezar un nuevo proyecto y ya hemos recibido muchas ideas muy interesantes”. En este sentido, desde Endesa se ha invitado a participar directamente a más de 200 empresas y se han tenido contacto con 77 cámaras de comercio.

La Jornada de Transición Justa ha contado también con la participación de Antonio Garamendi, presidente de CEOE; Rebeca Grynspan, secretaria general de la Secretaría General para Iberoamérica, y Agustín Correa, director general de la empresa chilena Triciclos y que ha sido clausurada por la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Magdalena Valerio, que ha destacado que la lucha contra el cambio climático ofrece la oportunidad de creación de empleos de calidad que deben estar basados en una visión de la sostenibilidad tanto medioambiental como social.

LA PRESIDENTA DE LA COMUNIDAD DE MADRID VISITA EL STAND DE ENDESA EN LA COP25

(pincha para descargar)

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha visitado el stand de Endesa en la Cop25, donde la han recibido el presidente de Endesa, Juan Sánchez Calero (centro foto) y el consejero delgado de Endesa, José Bogas (izq.foto). En su visita a la Green Zone de la COP25, Díaz Ayuso ha querido pasar por el stand de Endesa, donde ha conocido de primera mano la apuesta decidida de la compañía por las energías renovables en el proceso de transición energética y en la lucha contra el cambio climático.

También ha conocido proyectos concretos como Bosque Endesa, al que ha contribuido directamente plantando un árbol virtual que tendrá su versión real en la reforestación que va a hacer Endesa en tres zonas de Teruel.

Eduardo Moreda, subdirector de Regulación de Generación de Endesa:

"LA CLAVE DE LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA ESTÁ AHORA EN MANOS DEL CIUDADANO"

image00001.jpeg Luis Crespo, presidente de Protermosolar, Eduardo Moreda, subdirector de Regulación de Generación de Endesa, Diego Iribarren, de Imdea, Paloma Castro, de la AEMET y Miguel Montero, de Ecotopía

La descarbonización es ya un objetivo ineludible para las compañías eléctricas, que están inmersas en el despliegue de las energías renovables y un reto que abordará a medio plazo la industria cuando la tecnología lo haga posible. La clave para el avance decidido de la transición energética está ahora en la electrificación y, en ese proceso, el protagonismo no es de los Gobiernos ni de las empresas, "está en manos del ciudadano que tiene que tomar la decisión de abandonar los combustibles fósiles". Asi lo aseguró el subdirector de Regulación de Generación de Endesa, Eduardo Moreda, durante su participación este jueves en la COP25

Moreda, que participó en la sesión “Intercambio de Experiencias para una Acción a Tiempo”, organizada por Ecotopía en el marco de la Cumbre Mundial del Clima, junto a Luis Crespo, presidente de Protermosolar, Paloma Castro, delegada de Aemet en Castilla-La Mancha y Diego Iribarren, de Imdea Energía, señaló que el Plan Estratégico de Endesa para el periodo 2020-2022 contempla la sustitución del carbón por la producción renovable de origen solar, eólico e hidráulico. No obstante, admitió que la instalación de nueva capacidad renovable no solucionará todos los problemas de futuro, ya que habrá que hacer frente al reto del almacenamiento. Al margen del desarrollo de las baterías, Moreda apuntó a las posibilidades que generará en el futuro la producción de hidrógeno a partir del excedente de energía de origen renovable, una tecnología que todavía necesita desarrollarse para ser viable.

Pero más allá de las soluciones para la producción de las grandes empresas energéticas e industriales, para Moreda la clave la tiene ahora el ciudadano. En la medida en que apueste por la movilidad eléctrica, por el autoconsumo, por soluciones como la bomba de calor para calentar su hogar, el proceso de transición energética será mucho más rápido, apuntó. En esta línea, recordó que Endesa se ha comprometido a instalar a corto plazo 8.500 puntos de recarga publicos de vehículos eléctricos para 2023, de manera que haya un punto de recarga de acceso público cada 100 kilómetros.

Por su parte, Crespo, destacó las posibilidades de la energía termosolar para llenarr el hueco que dejan la eólica y la fotovoltaica cuando no pueden cubrir la demanda. Mientras, Iribarren desgranó algunas de las áreas de investigación que aborda el Instituto Madrileño de Estudios Avanzados en Energía", desde el uso de el aprovechamiento de luz para producir combustibles al desarrollo de baterías. Respecto al futuro protagonismo del hidrógeno, admitió que si no hay financiación ambiciosa para un plan de despliegue del hidrógeno", no terminará de despegar" .

La colaboración de Endesa en la COP25 nace del compromiso de la compañía en el proceso de transición ecológica y en la lucha contra el cambio climático. En el camino hacia la descarbonización, Endesa apuesta decididamente por las energías renovables, la economía circular y la movilidad sostenible para lograr un nuevo modelo energético libre de emisiones.

El Grupo Enel, en el que se enmarca Endesa, es la multinacional privada líder en energías renovables a escala internacional y se ha comprometido públicamente con el ODS 13 de Naciones Unidas, lo que implicará la descarbonización del 100% de su mix energético en 2050, con una hoja de ruta que fija objetivos ambiciosos en periodos intermedios como 2020, 2030 y 2040.

Descubre los pilares que guían la actividad de Endesa por el clima y los proyectos que desarrolla en este link:

https://www.endesa.com/es/cop25

Artículos relacionados