BOLSA

Coemac, camino de ida y vuelta

En los foros se dice con cierto chas­ca­rillo que si se busca la pa­labra es­pe­cu­la­ción en Internet se en­cuentra la foto de Coemac. El fa­bri­cante de tu­be­rías y ac­ce­so­rios de PVC es con di­fe­rencia el valor más vo­látil del mer­cado con­tinuo es­pañol en el úl­timo año.

Algo ya habitual que hace las delicias de los inversores más agresivos, pero aleja cualquier atisbo de estabilidad para el grupo.

Durante el mes de agosto, por ejemplo, llegó a experimentar sus dos mayores subidas del ejercicio. Un 90% a principios y un 53% a finales de mes, y su mayor descenso anual en un solo día, cifrado en un 20%.

Un camino de ida y vuelta que ha llevado al valor de tocar su máximo anual en 5,5 euros por acción a finales de enero para descender a los infiernos de su mínimo histórico en 1,24 euros a finales de julio y volver a recuperar aire hasta los 2,9 euros en los que cotiza en la actualidad.

En el trasfondo estos movimientos se encuentra los problemas encontrados por Coemac para la venta de Adequa, el último negocio heredado de la antigua Uralita. La venta de esta filial se encuentra paralizada por la reclamación de la empresa pública Tragsa. Situación que ha generado una fuerte incertidumbre y mucha inestabilidad.

A la espera de una solución en los juzgados, que no pinta nada bien, esta filial especializada en tuberías plásticas sigue aportando al grupo, lo que ha permitido a Coemac cerrar el tercer trimestre del ejercicio con un beneficio neto atribuido de 0,4 millones de euros frente a las pérdidas de 2,3 millones contabilizadas en igual período del pasado ejercicio.

Todo ello en un entorno complicado por el estancamiento del sector de la construcción, compensado en parte por el incremento experimentado a lo largo del ejercicio por la obra pública. Ello, unido a la política de contención del gasto y ahorro de costes, le ha ayudado a reducir su deuda en cerca de 1,6 millones de euros, hasta poco más de tres millones de euros.

Cifras que avalan la recuperación del valor en los cinco últimos meses, pero que también evidencia su alta dependencia de los Presupuestos Generales del Estado, paralizados de momento por la falta de Gobierno.

Ante esta tesitura, todo apunta a que la acción seguirá a expensas de la especulación en los próximos meses a la espera de resolver la venta de Adequa y de una estabilidad presupuestaria en España. De ser así, los expertos creen que podría romper pronto la resistencia que encuentra en la zona de los 3 euros, abriendo el paso a una posible nueva fase alcista.

Pero, incluso en el mejor de los escenarios, los expertos siguen aconsejando a los pequeños inversores mantenerse alejados de este valor debido a su gran estrechez, con apenas un 10% de capital flotante.

Artículos relacionados