Gual (CaixaBank) dice que "hacer la banca responsable es la única manera de generar valor en la sociedad"

Gonzalo Gortázar y Jordi Guall, CaixaBank.
Gonzalo Gortázar y Jordi Guall, CaixaBank.

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual, ha afirmado este jueves que como dirigentes empresariales "tenemos una responsabilidad y un compromiso con la sociedad, no nos podemos quedar al margen", añadiendo que "nos encontramos en un momento en el que la legitimidad del sistema está en juego y hemos de contribuir a su sostenimiento".

Así lo ha señalado el presidente de CaixaBank, que ha inaugurado con su intervención el Congreso de Directivos de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE) 2019, que se celebra en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga ante un auditorio lleno por 1.300 directivos y 370 estudiantes que participan en paralelo en el 'Encuentro de Jóvenes-Talento en Crecimiento'.

Bajo el lema 'Anticipando tendencias, construyendo futuro', la XVIII edición del Congreso aborda los desafíos que plantea el siglo XXI. Destacados pensadores, científicos y economistas reflexionan sobre las grandes tendencias que hoy en día constituyen los principales motores de cambio económico y social, como por ejemplo el actor y empresario malagueño Antonio Banderas; el presidente de Seat, Luca de Meo, o el consejero delegado de Repsol Josu Jon Imaz.

El Congreso de Directivos CEDE se ha convertido un año más en uno de los eventos empresariales más destacados de España, contribuyendo a enriquecer el debate de ideas, a la vez que marca cuáles son los principales temas de interés para las empresas en el contexto actual de desafíos globales a todos los niveles, desde la geopolítica mundial, a la movilidad, la sostenibilidad, la diversidad generacional o la situación económica global y su impacto en España.

El presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, ha sido el encargado de presentar a Jordi Gual, realizando algunas reflexiones a modo de preámbulo en las que ha destacado que encarna perfectamente "las habilidades del directivo del futuro. Trabaja por un crecimiento económico sostenible e inclusivo, que mejore la vida de las personas y haga una sociedad más próspera".

Antes de la conferencia inaugural el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y el presidente del Comité Técnico del Congreso, Antonio Luque, han dado la bienvenida a los 1.300 empresarios y ejecutivos asistentes al Congreso.

RETOS En el congreso se ha incidido en que la sociedad se enfrenta a grandes retos sociales, tecnológicos y económicos. Cómo las empresas pueden, y deben, dar respuesta a estos desafíos ha sido el eje central de la intervención del presidente de CaixaBank, que ha comenzado revisando algunas de las tendencias que están transformando el mundo y cómo están impactando en las empresas.

"Nos ha tocado vivir una enorme época de cambio en nuestra sociedad, con transformaciones que están provocando desasosiego, miedo... Se ha puesto en entredicho el sistema actual y eso lo han aprovechado los extremismos", ha dicho, precisando que "es una época en el que registramos el triunfo de la emoción sobre la razón".

A su juicio, los populistas ofrecen respuestas "aislacionistas y se ha de estar muy alerta" porque estas propuestas dañan el sistema económico internacional, se interponen entre la colaboración entre los países.

"También tienen consecuencias negativas con lo que sucede en el seno de los países, crean fragmentación y ponen en cuestión nuestros sistemas de democracias liberales y la economía social. Desde la empresa no debemos ser ajenos a estas tendencias y tenemos que ayudar a mantener el sistema que tantas ventajas nos ha otorgado a la sociedad", ha agregado.

Por otro lado, se ha referido a la digitalización. Así, ha aludido a "la revolución de los datos". "Esta revolución está afectando drásticamente a nuestra sociedad", ha dicho.

En el ámbito de los impactos en la sociedad, Gual ha destacado dos aspectos en su intervención: la propiedad de los datos y la posesión de los datos y el cómo usarlos, cuestiones ambas que afectan a la competitividad de las compañías.

También ha hecho hincapié en la cuestión de la privacidad: "El gran reto es tener un tratamiento armónico entre los distintos grandes bloques económicos del planeta", aludiendo a que la privacidad no se trata igual en todos lados, poniendo de ejemplo a EEUU y China, con una regulación mucho más laxa. "Esto pone claramente en desventaja competitiva a Europa".

"En el mundo de los negocios los datos suponen una revolución disruptiva. En la banca somos conscientes de los retos y llevamos años preparándonos. En la banca no nos dedicamos a compartir datos. En CaixaBank nuestra regla es usar los datos del cliente para trabajar siempre en su interés, con transparencia, con un uso escrupuloso de sus datos y garantizándole que ningún tercero accederá a sus datos sin su consentimiento", ha precisado.

Asimismo, en su intervención ha destacado el papel de CaixaBank "como líder en la banca digital en España, donde uno de cada tres usuarios digitales es de CaixaBank", y lo ha achacado "a la estrategia de éxito seguida por la compañía en estos años, asegurando que actualmente se está en el desarrollo de nuevas capacidades y nuevos productos".

Por otro lado, la tercera gran tendencia para el ponente es la preocupación por la transición energética y el cambio climático. "Ha calado rápidamente y las redes sociales han actuado como un factor difusor de elemento de concienciación", ha incidido.

"La evidencia científica es clara, lo que no hemos enfatizado de manera suficiente es que este ajuste va a tener costes muy significativos a corto plazo. Abordarlos exige políticas económicas muy bien diseñadas para que sea una transición ordenada y justa, para que el coste se reparta de manera equitativa entre la sociedad". ¿Cuál es el papel del sector financiero en este reto?, se ha preguntado Gual, que ha afirmado que "jugamos un papel importante como evaluadores del riesgo que somos en la banca".

"Como dirigentes empresariales --ha continuado-- tenemos una responsabilidad y un compromiso con la sociedad, no nos podemos quedar al margen. Nos encontramos en un momento en el que la legitimidad del sistema está en juego y hemos de contribuir a su sostenimiento. Nuestra misión es contribuir al progreso de toda la sociedad y al beneficio financiero de nuestros clientes. Debemos alcanzar una rentabilidad, sí, pero no la meta, es el medio. Ser rentables de manera sostenida a largo plazo. Hacer la banca responsable es la única manera de generar valor en la sociedad".

Ha agregado, de igual modo, que "el sector privado debe jugar un papel esencial para que aumenta la confianza en el sistema, y para ello necesitamos empresas responsables, comprometidas con el entorno".

Artículos relacionados