Monitor de Consumo Bancario

La com­pe­tencia entre en­ti­dades ban­ca­rias y el coma del eu­ribor aba­ratan los prés­tamos

La incongruencia del mercado hipotecario: los precios bajan... y la demanda también

En agosto se cons­ti­tu­yeron 20.385 hi­po­te­cas, la peor cifra en los úl­timos tres años

Vivienda
Viviendas e hipotecas.

Quién nos lo iba a decir hace unos años. Los pre­cios ba­jan, las ofertas son cada vez más com­pe­ti­tivas y va­ria­das... y sin em­bargo, el mer­cado hi­po­te­cario se con­trae. El pa­sado sep­tiem­bre, el precio medio de las hi­po­tecas cayó hasta el 2,04% TAE (Tasa Anual Equivalente), hun­dido por la ba­talla ban­caria por ofrecer los prés­tamos más atrac­tivos y el des­plome del eu­ri­bor. Y sin em­bargo, la con­tra­ta­ción de nuevos cré­ditos por vi­vienda entra en re­ce­sión.

Durante el presente año y parte de 2018, el mercado se ha visto inmerso en una batalla sin cuartel entre las entidades financieras para captar la mejor parte del pastel de la nueva generación de clientes. La feroz competencia ha resultado en la mejora de las condiciones y en un coste más reducido para el usuario: en enero, el precio medio ascendía al 2,34% TAE, para subir ligeramente hasta el 2,40% en mayo. A partir de entonces, los decimales no han hecho más que adelgazar.

Un euribor en estado comatoso...

El otro factor decisivo para el abaratamiento de las hipotecas ha sido un euribor en coma profundo. El índice al que están referenciadas la inmensa mayoría de préstamos por vivienda a tipo variable en España cerró octubre con una tímida subida, aunque sigue en números rojos: -0,304%. Medalla de bronce en el ranking de las cifras más bajas de la historia para el indicador.

Se espera, como es lógico, que los repuntes continúen, aunque los analistas descartan que esta subida sea drástica y que, por tanto, los préstamos experimenten un encarecimiento sensible a corto plazo. De hecho, las previsiones más optimistas apuntan a que el signo negativo continúe acompañando al índice a principios de 2022.

Esta coyuntura tiene mucho que ver con las medidas de choque que la cúpula financiera europea tomó durante la crisis, y que se han mantenido con pocos cambios hasta ahora. Aunque Mario Draghi acaba de dejar la poltrona del BCE (Banco Central Europeo) a Christine Lagarde, los actores del mercado asumen que ésta continuará la política de su predecesor de mantener los tipos bajos para estimular el motor de la economía y el empleo en la Unión.

...Y la comercialización de hipotecas, sin enterarse

A pesar de que todos estos datos indican un buen momento para la compra, y en plena burbuja del alquiler, la contratación de préstamos por vivienda sigue empequeñeciéndose. Tan sólo 20.385 nuevas hipotecas en agosto, la cifra más baja en cualquier mes desde octubre de 2016.

El INE (Instituto Nacional de Estadística), fuente de dicha información, señala a la nueva normativa como la clave del frío momento del sector.

Según el Instituto, la nueva Ley del Crédito Inmobiliario, que entró en vigor el pasado junio, habría afectado a las cifras, ya que éstas "proceden de escrituras públicas realizadas en meses anteriores".

En cualquier caso, en el mes de agosto la firma de hipotecas sobre viviendas cayó un 38,9% respecto a julio, y el capital prestado se desplomó un 35,3%. Ambos datos representan el mayor retroceso en agosto en un quinquenio.

Los datos del INE también revelan que en el octavo mes del año se han firmado menos de la mitad de los préstamos por vivienda suscritos en agosto de 2010, cuando se situaron en 50.142.

Artículos relacionados