ECONOMÍA

Bruselas actualiza sus previsiones económicas

Posterior reunión del Eurogrupo para ana­lizar las coin­se­cuen­cias de la desace­la­ra­ción

Eurogrupo
Eurogrupo

Los mi­nis­tros de Economía y Finanzas de la Eurozona (Eurogrupo) ten­drán este jueves por la tarde una reunión en Bruselas que es­tará mar­cada por las pre­vi­siones eco­nó­micas que pu­bli­cará horas antes la Comisión Europea y que, salvo sor­presa, re­mar­carán el hecho de que la eco­nomía de la mo­neda única se en­cuentra en una fase de des­ace­le­ra­ción.

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, presentará en una rueda de prensa las 11.00 horas las nuevas proyecciones macroeconómicas del Ejecutivo comunitario que "no serán muy buenas", según un alto funcionario europeo.

Los responsables de Finanzas de los Diecinueve comienzan su encuentro poco después, a las 15.00 horas, por lo que la actualización de las previsiones de Bruselas será uno de los platos fuertes de la jornada, que además será la primera a la que acuda Christine Lagarde como presidenta del Banco Central Europeo (BCE).

Bruselas elevó en julio el crecimiento del PIB español de este año al 2,3%, pero desde entonces varios organismos, como el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco de España han revisado a la baja sus cálculos.

Con este contexto, es previsible que la Comisión se suba a esta oleada de rebajas, acercándose a la previsión que el Gobierno envió a las autoridades comunitarias en su Plan Presupuestario, del 2,1%. También podría reducir el crecimiento de toda la zona euro, que en verano pronosticaba del 1,2% para este año

FONDO EUROPEO DE GARANTÍA DE DEPÓSITOS

Más allá de un intercambio sobre las previsiones de la Comisión Europea, los ministros seguirán limando diferentes aspectos de la reforma de la arquitectura de la moneda única. Es decir, avanzarán en los detalles del presupuesto de la eurozona y el refuerzo de las competencias del fondo europeo de rescates, el MEDE.

Dentro de este debate, el punto con más interés será sobre el fondo europeo de garantía de depósitos (EDIS, por sus siglas en inglés), después de que el ministro alemán Olaf Scholz haya anunciado que su Gobierno estaría dispuesto a dar un impulso a este proyecto, que Berlín rechaza desde hace años, a cambio de una serie de condiciones.

Se trata de un dossier que se encuentra "con respiración asistida", tal y como lo han descrito fuentes comunitarias durante los últimos meses, debido a la oposición de Berlín pero también de otros países como Países Bajos o los nórdicos.

El movimiento del Gobierno alemán podría dar ahora un nuevo impulso al fondo europeo de depósitos, que hasta ahora únicamente se ha tratado a nivel técnico en tres grupos de trabajo. El objetivo más ambicioso, sin embargo, es conseguir unas bases suficientes para desbloquear las negociaciones a nivel político a partir de enero del próximo año.

El inicio de las conversaciones políticas "sería lo ideal", apuntan fuentes del Ministerio de Economía y Empresa. España ha formado siempre parte del grupo de países que más apoyan la creación de este instrumento y ahora ve más posibilidades gracias al cambio en la estrategia negociadora de países.

En particular, los Diecinueve llevan meses debatiendo de forma paralela sobre cuestiones que preocupan a los países más reacios a poner en marcha el EDIS, como garantizar que se reduzca el nivel de activos tóxicos en los bancos o acabar con la calificación de la deuda pública como activo libre de riesgo.

Artículos relacionados