BOLSA

NH Hoteles, poco recorrido

Los pocos ac­cio­nistas que le quedan a NH Hotels tras ser ab­sor­bida por Minor se mues­tran preo­cu­pados por el efecto ne­ga­tivo en las cuentas del grupo en la recta final del año como con­se­cuencia de la quiebra de Thomas Cook y los des­ba­ra­justes en Cataluña.

Dos importantes factores que podrían comprometer la evolución de sus positivos resultados en la primera mitrad del ejercicio. El grupo hotelero, propiedad de la tailandesa Minor con el 94,1% de las acciones, logró un beneficio de 41,9 millones de euros, más de un 80% superior al de año anteriores gracias al impacto de la nueva normativa, a la mejora del negocio y a los menores costes financieros.

Los ingresos totales de la compañía, de hecho, experimentaron un crecimiento del 4,6%, hasta los 822 millones de euros impulsados por la buena evolución en todas las regiones de Europa y en especial de España. Eso le ha permitido mantener una alta capacidad de generación de caja y al tiempo mantener un bajo nivel de deuda que apenas supera los 200 millones de euros.

Cifras que venían a confirmar la favorable tendencia del grupo en los últimos años. El grupo además se las prometía muy felices con la integración en NH Hotel de los hoteles de Minor en Portugal y Brasil, que según sus cálculos supondrá una contribución estimada al Ebitda de 13 millones de euros anuales.

El grupo rentabilizará así las altas sinergias de la fusión, pues mientras NH es fuerte en Europa y en el Continente Americano, Minor Hotels destaca por su elevado posicionamiento en Asia, Australia, Oriente Medio y África.

Ahora, sin embargo, los mercados empiezan a dudar sobre su capacidad para mantener el ritmo de crecimiento en la segunda parte del año. La quiebra del gigante turístico británico Thomas Cook ha dejado un reguero de impagos y lo más importante, una desconfianza de la que el sector turístico tardará en recuperarse.

A ello se une el conflicto en Cataluña. Una seria amenaza para NH Hoteles, pues seguramente acabará afectando a la recuperación del negocio de la hotelera en Barcelona que, junto a la buena marcha de su actividad en Madrid, han acaparado buena parte de la mejora de sus resultados en los últimos trimestres.

En cualquier caso, el principal hándicap de la hotelera en Bolsa es su escaso capital flotante y en consecuencia su escaso volumen de negocio. La acción apenas mueve poco más de 42.000 acciones diarias. Eso explica la pesada tendencia lateral en torno a los 4,5 euros por acción marcada en los últimos meses pese a los buenos resultados. Esta pesadez podría estar motivada en por la creencia de que Minor acabará lanzando una opa de exclusión que pondrá fin a una trayectoria de más de 40 años de historia de NH en Bolsa.

Artículos relacionados