BOLSA

Elecnor, corriente alterna

En la bús­queda de opor­tu­ni­da­des, los ope­ra­dores se en­cuen­tran de vez en cuando va­lores con no­ta­bles di­ver­gen­cias entre su co­ti­za­ción y sus fun­da­men­ta­les. Un des­cuadre que in­vita a fro­tarse las manos casi con la misma avidez con la que con­tienen el im­pulso ante la in­cer­ti­dumbre de no co­nocer las causas del re­tardo.

Este podría ser el caso de Elecnor. Entre enero y septiembre, el gestor integral de proyectos, obtuvo un beneficio de 57 millones de euros, más de un 5% superior al contabilizado un año antes gracias a la positiva evolución en sus dos líneas de actividad, infraestructuras u concesiones que se complementan y enriquecen mutuamente.

Este avance ha estado apoyado sobre todo en sus esfuerzos por mejorar la eficiencia, adecuando los recursos utilizados a la situación económica en cada momento. Esta estrategia le ha permitido sacar todo el provecho posible al mínimo crecimiento de las ventas, un 1,5%, en este período. Los ingresos totales, 1.610,6 millones de euros, se han repartido casi a partes iguales entre su negocio en España y en el exterior.

La cartera de contratos firmados pendientes de ejecutar a 30 de septiembre, cuya ejecución está prevista en los próximos 12 meses, se eleva a 2.239 millones de euros. Cifra que en buena medida corresponde al mercado internacional, lo cual pone de manifiesto su acertada diversificación geográfica con presencia en más de 50 países.

En estas cifras, sin embargo, no se recoge el impacto negativo extraordinario por valor de 40,5 millones de euros derivado de la toma de control de las sociedades termosolares Aste y Dioxipe. La incorporación de esta operación a las cuentas rebajaría sus ganancias a los 16,5 millones de euros. A cambio, le permitirán incrementar su rentabilidad promedio.

Elecnor ha ratificado así sus objetivos de crecimiento para finales de este ejercicio. De este modo, la miren por donde la miren, los operadores no acaban de ver los motivos por los que su cotización está tan descolgada. Con una capitalización de más de 900 millones de euros su valor en libros ni siquiera alcanza las dos veces, mientras que su PER es tan solo de 8 veces y su rentabilidad por dividendo, con un “pay out” creciente en los últimos años ronda el 3%.

Unas ratios muy atractivas a las que se suma el aliciente de que su principal accionista es la Corporación Financiera Alba con un capital del 12%. Una sociedad cotizada en Bolsa que siempre ha demostrado medir muy bien sus inversiones. Pese a todo, las acciones de Elecnor pierden casi un 18% en el año y en agosto llegó incluso a perder el importante suelo de los 10 euros.

En la actualidad, las acciones de Elecnor se mueven sobre este nivel donde parece encontrar un firme soporte y desde donde cabe esperar un importante rebote una vez consolide posiciones. De este modo, los expertos creen que a estos precios puede ser una interesante oportunidad con grandes posibilidades de volver hacia los máximos de 2018 sobre los 13 euros por acción a medio plazo una vez confirma la aportación esperada de sus últimas adquisiciones.

Artículos relacionados