La ma­triz Enel prevé des­tinar 28.700 mi­llones al im­pulso de la des­car­bo­ni­za­ción

Endesa aspira a convertirse en la eléctrica con más energía verde del país

Invertirá hasta 2022, unos 6.300 mi­llones de euros en nuevas cen­trales re­no­va­bles y en la compra de ac­tivos

Sin título
Francesco Starace, Enel.

Endesa, con­tro­lada en un 70% por la ita­liana Enel, in­ver­tirá 6.300 mi­llones en el pe­riodo 2019-2022, con un cre­ci­miento del 14,5% res­pecto al plan es­tra­té­gico 2018-2020. El desa­rrollo de las ener­gías re­no­va­bles será el eje troncal de la nueva hoja de ruta que el grupo eléc­trico se ha mar­cado para el nuevo trie­nio. El hol­ding ita­liano prevé in­vertir en su con­junto 28.700 mi­llones de eu­ros, un 11% más.

La apuesta por la descarbonización, el impulso de las energías verdes y el cierre de las centrales de carbón constituyen los tres objetivos de la nueva estrategia que se han marcado tanto la eléctrica italiana Enel como su filial Endesa para el próximo trienio. El consejero delegado, Francesco Starace, ha dado a conocer en el transcurso de su Capital Markets Day celebrado en Milán las líneas maestras de su nueva política energética.

El grupo apuesta decididamente porque las renovables alcancen en los próximos tres años el 60% de la capacidad de generación eléctrica, eliminando progresivamente la participación del carbón en su mix energético. Endesa sigue la misma línea marcada desde Italia para convertirse en una de las eléctricas españolas con más energía verde del país.

Los 6.100 millones de euros que Endesa invertirá en el periodo 2019-2022 representan el 21,95% del total del grupo Enel, lo que demuestra la apuesta de la italiana por la española, en la que posee un 70% del capital.

Más de 10.00 MW verdes en 2022

El plan de Endesa es lograr 10.200 megavatios de energía verde en 2022 frente a los 7.000 MW que la eléctrica tendrá a finales de este ejercicio. Las plantas fotovoltaicas serán la parte más importante de las renovables pues prevé pasar de los 400 megavatios instalados actualmente hasta los 2.200MW.

Endesa se adjudicó en las dos subastas que se celebraron en mayo y julio de 2017 unos 878 megavatios de renovables de los cales 540 MW son energía eólica y 338 MW fotovoltaicos. Esta nueva potencia estará operativa antes de 2020, cumpliendo así las exigencias marcadas por el Ministerio de Transición Ecológica.

El consejero delegado y máximo ejecutivo de la eléctrica, José Bogas, presentará hoy más desarrollado el nuevo plan estratégico hasta 2022, del que ha avanzado ya los puntos más importantes del mismo.

Por el momento, el objetivo es culminar los 1.900 megavatios renovables comprometidos hasta 2021, con una inversión de 1.800 millones de euros y, en el periodo 2022-2030, construir unos 8.000 MW adicionales. En 2021, la compañía controlada por la italiana Enel, alcanzará una potencia total renovable de 8.400 MW.

Una cuota de entre el 10% y el 15%

El plan es alcanzar una cuota de entre el 10% y el 15% de los 65.000 MW de nueva potencia, que el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez prevé se incorporen durante la próxima década.

“Si atendemos a estos objetivos, resulta evidente que nuestro plan estratégico está claramente en línea con los ejes de la estrategia nacional de transición energética”, señaló el consejero delegado y máximo ejecutivo de la eléctrica, José Bogas, en la junta de accionistas de abril.

Bogas quiere convertir la compañía en una eléctrica casi en su totalidad ‘verde’, cerrando para ello las centrales de carbón más contaminantes como As Pontes (A Coruña) y Litoral (Almería) y el cierre de dos grupos de la central de Alcudia (Mallorca).

Compra de activos

En esta apuesta por la energía verde figura, además de la instalación de nuevos grupos, la compra de activos eléctricos a otras empresas que pongan en venta centrales renovables. Este el caso de ACS que quiere desprenderse de parte de dichos activos o dar entrada a un socio en la filial ‘Zero-E’.

Endesa pidió, en su momento, el cuaderno de venta y lo están analizando. “Nosotros miramos todas las oportunidades de renovables que salgan, pero por ahora no hay nada decidido. Si cuadran los números veremos a ver si damos un paso adelante”, señalaron cuando ACS anunció su intención de poner en venta Zero E.

La filial ‘Zero-E’ de ACS, tiene en cartera 17 instalaciones de energías renovables con una potencia instalada de unos 2.000 MW. A ellos habría que sumar otros 8.000 MW que tiene confirmados desarrollar. Cerca de un 45% de estos nuevos proyectos a realizar corresponden a España. Otro 29% está localizado en Norteamérica y un 26% en Latinoamérica.

Artículos relacionados