Fuerte apuesta de Endesa por las renovables en su nuevo plan inversor

La eléc­trica in­ver­tirá 6.300 mi­llo­nes, un 14,5% más, hasta 2022

Sin título
Francesco Starace, Enel, en la presentación.

Endesa prevé elevar su plan in­versor en los pró­ximos tres años hasta los 6.300 mi­llones de eu­ros, au­men­tando así su gasto de ca­pital neto , un 14,5% res­pecto a su plan an­te­rior, para im­pulsar su apuesta por las re­no­va­bles. El plan in­versor de Endesa está in­cluido en el plan es­tra­té­gico de su ma­triz, Enel, que ha sido dado a co­nocer este mar­tes, con un au­mento de in­ver­siones de más del 11%.

La 'hoja de ruta' anterior de la eléctrica situaba en 5.500 millones de euros la inversión neta para el periodo 2019 y 2021, con lo que elevará en 800 millones de euros ese esfuerzo inversor para este nuevo periodo, impulsado especialmente por ese órdago por las energías 'verdes'.

En concreto, el grupo dirigido por José Bogas prevé unas inversiones brutas totales de 1.800 millones de euros en 2020, que irán incrementándose año a año, hasta los 2.100 millones de euros en 2021 y llegarán a 2.400 millones de euros en 2022.

De esta cifra total inversora prevista por Endesa para el periodo, casi la mitad de ella, unos 3.000 millones de euros, tendrán por destino las renovables, en la clara apuesta de la compañía por impulsar la generación 'verde' después de la decisión de acelerar el cierre de sus centrales térmicas de carbón.

El grupo, a través de su filial 'verde' Enel Green Power España, se adjudicó casi 900 megavatios (MW) en la subastas del Gobierno celebradas en 2017, de los cuales ya ha conectado unos 400 MW y ultima la construcción de los restantes 480 MW para finales de este año.

Así, en 2020 la inversión en renovables será de unos 600 millones de euros, aunque posteriormente se disparará año a año, con 1.000 millones de euros y 1.400 millones de euros en 2021 y 2022 con el objetivo de impulsar el crecimiento del grupo en energías 'verdes'.

ENEL ELEVA UN 11% SUS INVERSIONES

Estas cifras de Endesa se han dado a conocer en el Capital Markets Day de Enel, principal accionista de la energética española. En ese periodo 2020-2022, el grupo italiano prevé invertir 28.700 millones de euros, lo que supone un incremento del 11% con respecto al anterior, con el objetivo de alcanzar un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 20.100 millones euros y un beneficio neto de 6.100 millones de euros al final del periodo.

La energética italiana presentó este nueva 'hoja de ruta' en la que ratificó un 'pay out' del 70%, lo que permitirá garantizar un aumento en el periodo del 7,7% anual de su dividendo mínimo, hasta los 0,4 euros en 2022.

El grupo italiano Enel prevé invertir 28.700 millones de euros en el periodo 2020-2022, lo que supone un incremento del 11% con respecto al anterior, con el objetivo de alcanzar un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 20.100 millones euros y un beneficio neto de 6.100 millones de euros al final del periodo.

La energética presentó este nueva 'hoja de ruta' en su Capital Markets Day celebrado en Milán, en el que ratificó un 'pay out' del 70%, lo que permitirá garantizar un aumento en el periodo del 7,7% anual de su dividendo mínimo, hasta los 0,4 euros en 2022.

El consejero delegado de Enel, Francesco Starace, destacó que este nuevo plan de la compañía "subraya el éxito del modelo de negocio sostenible e integrado que se ha implementado desde 2015, apuntando a las oportunidades en el sector eléctrico relacionadas con la descarbonización y electrificación global".

Enel, matriz de la española Endesa, de la que controla el 70% del accionariado, prevé en el año 2022 generar unas ganancias de 6.100 millones de euros, un 27% más frente a los 4.800 millones de euros previstos en 2019. En lo que respecta al Ebitda, aspira a esos 20.100 millones de euros al final del periodo, un 13% más que los 17.800 millones de euros previstos para este ejercicio.

UN 50% DE LAS INVERSIONES A LA DESCARBONIZACIÓN

Aproximadamente el 50% del esfuerzo inversor de Enel estará focalizado en las energías 'verdes' y la apuesta del grupo por la descarbonización, con el objetivo de ir sustituyendo gradualmente la generación de carbón.

Así, para 2022 la energética italiana prevé contar con una capacidad renovable nueva de 14,1 gigavatios (GW), un 22% más con respecto al plan anterior, y la reducción de la capacidad y la producción con carbón en un 61% y 74%, respectivamente, con respecto a 2018.

En esta apuesta por las renovables del grupo, Enel prevé que la participación de las renovables en su capacidad total alcance el 60% en tres años. Estas inversiones en descarbonización se prevé que contribuyan crecimiento del Ebitda del grupo con 1.400 millones de euros.

Artículos relacionados