ANÁLISIS

El comercio exterior resiste pero se deteriora por las mayores compras a China

El di­na­mismo ex­por­tador sigue en pie aunque el dé­ficit co­mer­cial in­cre­menta la brecha

comercio internacional
Comercio internacional.

Tres datos re­le­vantes sobre la evo­lu­ción del co­mercio ex­te­rior en los tres pri­meros tri­mes­tres del año. China in­cre­mente el su­pe­rávit co­mer­cial con España y se sitúa como el tercer su­mi­nis­tra­dor; el in­di­cador sin­té­tico de la ac­ti­vidad ex­por­ta­dora muestra una caída de más de diez puntos a con­se­cuencia de la ba­jada en la pre­vi­sión en la car­tera de pe­didos a tres y doce me­ses. Finalmente Cataluña se man­tiene firme y des­ta­cada como líder au­to­nó­mico de la ex­por­ta­ción es­pañola.

En septiembre, las exportaciones se incrementaron en un 5.8% sobre el mismo mes de 2018; las importaciones avanzaron un 8.9%. El dinamismo del sector exterior sigue en pie aunque el déficit comercial incrementase la brecha entre compras y ventas al exterior en un 29.3%.

En los nueve primeros meses de 2019, las exportaciones aumentaron en tasa interanual en un 1.6% hasta los 215.600 millones de euros. Un nuevo récord en el decenio. También crecieron las importaciones en un 2% hasta los 241.046 millones de euros. Otro récord que confirma la continuidad en la apertura de la economía española.

Aumenta el défcit

El resultado de las ventas y compras con el resto del mundo se saldó con un déficit de 25.446 millones de euros, un 5.2% superior al del período enero-septiembre 2018. Atención no obstante a la composición del déficit. En efecto mientras el saldo energético negativo disminuyó en un 4.1% el saldo no energético fue de 7.910 millones de euros frente a los 5.894 millones del período enero-septiembre 2018.

En la composición de las exportaciones por sectores productivos se mantiene el renglón de bienes de equipo-maquinaria en primer lugar, un 20.4% del total y un avance interanual del 5.3%, varios puntos por encima del 1.6% que crecieron las exportaciones. En segundo lugar figuran los alimentos con un 16.5% del total y un avance interanual del 4.5%. Los automóviles ocupan el tercer lugar con una bajada interanual del 2.7%.

Del lado de las importaciones los bienes de equipo representan algo más de una quinta parte de nuestras compras al exterior a la vez que crecen en tasa interanual en un 5%. Las compras de bienes de consumo avanzan en el entorno del 4.5-5% mientras siguen estancadas las importaciones de automóviles. La UE ocupa una posición destacada como cliente y suministrador con un 66% como destino de nuestras ventas y un 53% como origen de nuestras compras.

España vendió a la UE mercancías en el período enero-septiembre 2019 por un valor de 141.939 millones y compró mercancías por un valor de 128.290 millones. En resumen un superávit comercial con la UE de 16.650 millones y un superávit con la eurozona cifrado en 8.975 millones de euros. Los resultados son muy distintos con los países no comunitarios.

El déficit comercial pasó de 36.497 millones de euros entre enero-septiembre 2018 a 39.095 millones en 2019. Un incremento del 9.1%. El origen de este incremento negativo se sitúa en Asia (excluido el Oriente Medio). Un déficit de 30.597 millones del que corresponden a China 17.162 millones de euros.

Las exportaciones a China entre enero-septiembre 2019 avanzaron a un ritmo del 2.2% pero el de nuestras compras lo hizo en un 9%. El déficit, en consecuencia, se amplió en un 14%.

El crecimiento de las compras procedentes de China explica la mitad del avance total, 2%, de nuestras importaciones; los equipos de telecomunicación son el principal responsable. El total de las importaciones de China en enero-septiembre, ha sido de 21.931 millones de euros lo que sitúa al país asiático como el tercer proveedor de España solo superado por Alemania (30.000 millones) y Francia (25.000 millones). Compramos en China el doble que en EEUU que había sido en un pasado no tan remoto nuestro principal proveedor.

Esta desviación del comercio supone una dependencia de China que reclama un esfuerzo estratégico por parte de las autoridades españolas de tutela. Poco por no decir nada, se ha hecho hasta la fecha. El ritmo de compra sigue siendo muy superior al de nuestras ventas; ningún indicio de corrección.

La amenaza china

Además y como quiera que la China de Xi Jinping no da señales de que su modelo comunista-capitalista reproduzca lo ocurrido en la Unión Soviética cuando Leonid Brezhner tomó las riendas de la economía. Así que sólo cabe preguntarse cuando será China nuestro principal suministrador.

Un último y significativo dato en cuanto al desglose de las exportaciones por comunidades autónomas. Cataluña no sólo mantiene el primer puesto con un 25.6% del total de las exportaciones sino que ha incrementado su participación en estos nueve primeros meses en un 2.9%.

Observemos que frente al 25.6% de cuota catalana, Andalucía, el segundo de la lista, tiene un 11.1%, Valencia un 10.7%, el País Vasco un 8.7% y Madrid aunque avanza en términos interanuales en un 4.9% su cuota del total exportado al igual que la valenciana es del 10.7%.

Artículos relacionados