El ex­pre­si­dente del BBVA de­clara du­rante más de dos horas y media como in­ves­ti­gado

FG minimiza ante el juez el caso Villarejo-BBVA pero reconoce acciones 'individuales'

Subraya la in­te­gridad de todos los di­rec­tivos del banco y niega co­no­ci­miento al­guno

Francisco Gonzalez, ex presidente de honor del BBVA
Francisco Gonzalez, ex presidente de honor del BBVA

El que fuera pre­si­dente del BBVA du­rante casi dos dé­ca­das, Francisco González, ha de­fen­dido el com­por­ta­miento "integro" del grupo fi­nan­ciero y de sus di­rec­tivos en todo lo re­la­cio­nado con los en­cargos de es­pio­naje al co­mi­sario ju­bi­lado José Manuel Villarejo. Tras dos horas y media de de­cla­ra­ción ante el juez Manuel García-Castellón, FG niega co­no­ci­miento al­guno de las re­la­ciones con el en­tonces po­licía y tan sólo apunta a "acciones in­di­vi­dua­les". No podía ser de otra ma­nera ya que hu­biese sido re­chazar lo evi­dente, según fuentes del caso.

Francisco González ha mostrado una defensa numantina hacia el BBVA que presidió hasta hace un año y a sus directivos sobre los encargos que se hicieron bajo su mandato al comisario jubilado José Manuel Villarejo. Así lo ha manifestado a la salida de su declaración en la Audiencia Nacional que ha durado más de dos horas y media.

Ayuso, ni sabe ni contesta

FG había sido citado por el juez Manuel García-Castellón como investigado (antes en calidad de imputado) tras un paréntesis en todo este caso que se había paralizado en las últimas semanas. Con su declaración, el expresidente del BBVA descarga las posibles responsabilidades en acciones "individuales".

También declaró el lunes Javier Ayuso, ex jefe de prensa de Francisco González, pero lo hizo en calidad de testigo, lo que implica que si mintió ante Ga3rcía Castellón podrá ser acusado de perjuricio y desacato. No ha trascendido nada de lo que dijo el ex periodista, uno de los colaboradores más estrechos que jamás haya tenido el ex presidente imputado.

Francisco González ha allanado el camino al grupo bancario que ahora preside Carlos Torres, su sucesor. El BBVA está citado a declarar el miércoles como persona jurídica después de que el magistrado de la Audiencia Nacional haya retrasado su citación en dos ocasiones. El representante legal del banco será Adolfo Fraguas, director del servicio jurídico.

Antes de que se produzca esa vista, tendrán que declarar el asesor del presidente, Juan Asúa, y el que fuera hasta finales de julio responsable de Regulación y Control Interno del BBVA, Eduardo Arbizu, persona de confianza del propio FG y que fue cesado en el cargo en cuanto se conoció la imputación del banco en este caso de espionaje.

"Una vez que termine la investigación quedará muy claro que el BBVA y sus directivos han trabajado siempre de una manera íntegra y ejemplar", ha afirmado de manera categórica un FG tras una prolongada declaración ante el juez de la Audiencia Nacional.

De esta manera, el expresidente del BBVA reitera su desconocimiento sobre los encargos realizados al comisario Villarejo, como ya había dejado dicho en algunos comunicados en los que insistía en que se enteró de todo este asunto por lo publicado por los medios de comunicación.

Prietas las filas

Francisco González, con su declaración ante el juez García-Castellón que aún mantiene el secreto del sumario, obliga a los directivos que estuvieron bajo su presidencia a que mantengan la lealtad máxima para evitar condenas por los delitos de cohecho y descubrimiento y revelación de secretos, que podrían acarrear pena de hasta unos ocho años de prisión.

Otros imputados que ya tuvieron que declarar hace unos meses se acogieron a su derecho a no declarar por el secreto del sumario que se mantiene sobre todo este complejo caso de espionaje. Entre ellos, el que fuera el penúltimo consejero delegado del BBVA, Ángel Cano, bajo la presidencia de FG.

El broker de Chantada, metido a banquero de la mano del PP de José María Aznar, ha acudido a la Audiencia Nacional junto a su abogado Jesús Santos, socio director del área de penal de Baker Mckenzie que también ha defendido a algunos de los políticos populares implicados en el caso Gürtel.

Por el momento, el juez Manuel García-Castellón no ha tomado medidas cautelares sobre Francisco González, a diferencia de las fianzas impuestas al antiguo responsable de seguridad del BBVA, Julio Corrochano, o del único imputado que ha declarado hasta el momento, Antonio Béjar.

Artículos relacionados