LA SEMANA BURSÁTIL

Las elecciones alteran el pulso de la Bolsa

El pulso de los mer­cados es­pañoles se ha visto al­te­rado por el in­cierto re­sul­tado de las elec­ciones ge­ne­rales que com­plican aún más si cabe la for­ma­ción de Gobierno. El Ibex 35 ha dado un im­por­tante paso atrás como pri­mera me­dida de pru­den­cia, lo que le ha lle­vado a perder un 1,4% en las cinco úl­timas se­siones con lo que este lunes par­tirá desde los 9.261 pun­tos.

La peor parte se la ha llevado el sector bancario que teme la privatización de algunas entidades como Bankia o mayores tasas impositivas. También han sufrido los sectores cíclicos después de completar una importante fase alcista.

Una preocupante evolución que solo se ha visto contrarrestada por algunas buenas noticias como ha sido el crecimiento de Alemania en el tercer trimestre. Aunque sigue siendo extremadamente débil, al menos la principal economía europea parece evitar de momento la recesión.

También hay mayor optimismo respecto a los avances en las conversaciones comerciales entre China y EEUU. Según un asesor de la Casa Blanca, el acuerdo cada vez está más cerca. Circunstancia que el viernes rebajó las tensiones y animó las compras, coincidiendo además con el vencimiento de derivados.

Estos movimientos de ida y vuelta, según los analistas, no hace más que confirmar el actual proceso de consolidación de niveles en el mercado español, anclado de nuevo en una nueva fase lateral entre los 9.000 y los 9.450 puntos. Una franja de la que difícilmente saldrá si no se confirman los avances en materia comercial que en el caso de España deber ir acompañado además con la formación de un Gobierno estable en España. Algo indispensable para la recuperación de la confianza y el regreso de dinero al parqué.

Mientras estos dos factores no se cumplan, pendientes además de las elecciones de diciembre en el Reino Unido, apenas cabe esperar una rotación de dinero entre los diferentes activos en busca de maximizar la rentabilidad.

Calendario semanal de Bolsa

Una vez superado el penúltimo vencimiento de derivados del año, las miradas de los operadores pasarán a centrarse en los próximos días en algunos datos de confianza importantes y, sobre todo, en las últimas actas de la Reserva Federal.

Este lunes, el único dato relevante será la confianza constructora NAHB en EEUU.

El martes apenas se esperan los indicadores de permisos de construcción y construcción de nuevas viviendas al otro lado del Atlántico.

Para el miércoles, lo más destacada serán las actas de la Reserva Federal, que podrían ofrecer pistas sobre la política monetaria norteamericana en los próximos meses, máxime después de que algunos miembros de la entidad hayan considerado como un error el último recorte de tipos. Pero eso será ya con los mercados europeos cerrados.

La agenda financiera internacional del jueves vendrá algo más cargada de citas importantes con la balanza comercial en España, la confianza consumidora en la zona euro y las actas de la última reunión del BCE. Desde EEUU llegarán la Fed de Filadelfia, la venta de vivienda de segunda mano y el índice de indicadores, que anticipa la evolución futura de la economía norteamericana,

La semana bursátil se cerrará el viernes con el IPC de Japón y la primera revisión del PIB del tercer trimestre de Alemania, que estaría evitando la recesión por poco. Este día se conocerá también los datos de actividad PMI en la zona euro y EEUU, donde también se conocerá el primer avance de la encuesta de confianza consumidora de la Universidad de Michigan del mes de noviembre.

Artículos relacionados