Carlos Torres (BBVA) trata de dis­tan­ciarse de su mentor desde que BBVA fue impu­tado

García-Castellón imputa a FG tan sólo un día después de pedirlo Anticorrupción

Encara en so­li­tario su pa­seíllo ju­di­cial por el caso Villarejo el pró­ximo 18 de no­viembre

FG se supera en errores.
FG se supera en errores.

Imputación Express. El juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, ha impu­tado al ex pre­si­dente del BBVA, Francisco González, tal y como había so­li­ci­tado Anticorrupción, y le cita para de­clarar el pró­ximo 18 de no­viembre en el caso Cenyt o tam­bién co­no­cido como FG-Villarejo. El ex pre­si­dente del BBVA ha caído en la ma­raña de de­cla­ra­ciones de impu­tados que los fis­cales del caso le han ten­dido con ha­bi­li­dad. Lo tiene muy di­fícil y pro­ba­ble­mente irá a la cárcel pre­ven­tiva hasta que abone una fianza su­per­mi­llo­na­ria.

El que hasta hace un año aún era presidente del BBVA, Francisco González (FG), afronta su imputación por los espionajes encargados al comisario jubilado, José Manuel Villarejo, con escaso abrigo de la actual cúpula del banco. El juez Manuel García-Castellón ha admitido la petición de la Fiscalía en menos de 24 horas y cita a González para que declare el próximo 18 de noviembre.

Francisco González ha estado en el punto de mira judicial e informativo desde que se destapara el caso conocido como BBVA-Villarejo. El que ha sido durante casi dos décadas presidente del segundo grupo bancario del país siempre ha actuado con un estrecho control de cualquiera de las decisiones que se tomaran.

Su imputación llega justo un año después de que ya iniciara una retirada anticipada de la presidencia y dejase atada su sucesión con Carlos Torres, hasta ese momento consejero delegado del BBVA. FG, por aquel entonces, ya debía calibrar la repercusión de todo el caso aunque se mantuvo como presidente de honor hasta marzo, justo en vísperas de la junta de accionistas en Bilbao.

El broker metido a banquero no se ha caracterizado por un amplio círculo de amistades, pero en las actuales circunstancias hasta su delfín, Carlos Torres, trata de trazar cordones sanitarios con el pasado más reciente. FG se enfrenta a los delitos de cohecho y revelación de secretos, que estarían penados con nueve años de cárcel.

En diversos comunicados, el ex presidente del BBVA ha reiterado su intención de colaborar con la Justicia y ha asegurado que él no tenía conocimiento directo de los encargos del banco al comisario jubilado José Miguel Villarejo, tanto para frenar el intento de asalto de Sacyr como a un sinfín de políticos, competidores y periodistas.

Más citaciones

Tras la declaración de González, el actual asesor del presidente Carlos Torres, el veterano directivo Juan Asúa, y el que hasta finales de julio era responsable de Regulación y Control Interno del BBVA, Eduardo Arbizu, también tendrán que comparecer ante el juez de la Audiencia Nacional por los mismos delitos. Su citación se ha fijado para el 19 de noviembre.

Anticorrupción ya había solicitado la imputación de estos dos estrechos colaboradores de FG. Para esa misma fecha también se ha citado como investigados por los mismos delitos el que fuera jefe de riesgos, Manuel Castro, y los distintos responsables de los servicios jurídicos, José Manuel García Crespo y Eduardo Ortega.

La citación de BBVA como persona jurídica imputada en este caso quedaría, según algunas fuentes, para el 20 de noviembre, después de haberse aplazado la misma en dos ocasiones (la última el pasado 10 de octubre).

Tanto los dos fiscales Anticorrupción como el propio juez García Castellón han acelerado la reactivación de este caso y la próxima semana se presume clave con todos los citados a declarar, sobre todo FG. Por el momento, se mantiene el secreto de sumario, al que se han acogido para no declarar la mayoría de los imputados salvo Antonio Béjar, cesado del proyecto Castellana Norte y rechazado en su intento de regreso al banco.

Artículos relacionados