BOLSA

Los inversores temen los efectos adversos del pacto PSOE-Podemos

Bankia se des­ploma un 4,5% tras el acuerdo y pierde 254 mi­llones de ca­pi­ta­li­za­ción

Jose Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia
Jose Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia

Los bol­sistas e in­ver­sores han re­ci­bido con ob­vias re­ti­cen­cias el acuerdo en prin­cipio de Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos (UP), es­pe­cial­mente por su po­sible im­pacto en al­gunos sec­tores re­gu­la­dos, como es el caso del ban­cario y la po­si­bi­lidad de in­ter­fe­ren­cias más im­puestos y las de­vo­lu­ciones de ayu­das. Bankia ha con­cluido la se­sión de este martes con un des­censo del 4,55%, lo que ha co­lo­cado los tí­tulos de la en­tidad en 1,729 eu­ros, des­pués de que el pre­si­dente del Gobierno en fun­cio­nes, Pedro Sánchez, y el se­cre­tario ge­neral de Unidas Podemos (UP), Pablo Iglesias, anun­ciaran un prin­cipio de acuerdo para des­blo­quear la si­tua­ción po­lí­tica.

La entidad bancaria presidida por José Ignacio Goirigolzarri es uno de los valores del Ibex 35 que se encuentra en una situación más particular, debido a la participación del 62% que el Estado mantiene en su capital a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob). Durante la jornada de este martes, la entidad ha recortado su capitalización bursátil en unos 254 millones de euros.

"El objetivo de ir privatizando la entidad ha sufrido sucesivas demoras derivadas de la situación de mercado, pero con la coalición PSOE-Unidas Podemos podríamos ver una nueva vuelta de tuerca", ha declarado la analista de Selfbank Victoria Torre.

El partido de Pablo Iglesias ha manifestado en numerosas ocasiones que sería importante que existiera una banca pública, por lo que Bankia queda en el punto de mira.

Además de la entidad dirigida por José Ignacio Goirigolzarri, el resto del sector bancario no ha visto con buenos ojos este principio de acuerdo, ya que también podría quedar afectado por el Impuesto a las Transacciones Financieras, conocida como Tasa Tobin, anunciado hace unos meses por Sánchez.

"La imposición de un impuesto sobre su actividad es un aspecto sobre el que se ha debatido largamente y que, a priori, podría tener efectos desfavorables para la economía", ha subrayado la analista.

CaixaBank ha caído un 3,99%, hasta los 2,64 euros por título, seguido de Banco Sabadell (-2,38%), Bankinter (-1,42%), Banco Santander (-1,42%) y BBVA (-0,54%).

Según ha explicado, es importante tener en cuenta que los bancos desempeñan el papel de vehículo en la concesión de créditos, uno de los aspectos que influyen en el crecimiento económico. "Si se tiene en cuenta las últimas exigencias de los reguladores europeos y, a esto, le añadimos una carga impositiva más, las entidades bancarias podrían ver restringidos sus resultados", ha advertido.

El pasado mes de septiembre, el Banco Central Europeo (BCE) decidió modificar sus tipos de interés por primera vez desde 2016 recortando 10 puntos básicos el tipo de facilidad de depósito, hasta situarlo en el -0,5%, al tiempo que dejó el tipo de interés de referencia en el 0% y el de facilidad de préstamo en el 0,25%, niveles nunca antes vistos.

Artículos relacionados