MERCADO INMOBILIARIO

La compraventa de viviendas se hunde en septiembre mientras se modera el precio

Los por­tales in­mo­bi­lia­rios achacan la caída del 12% a la nueva Ley Hipotecaria

vivienda
Vivienda.

Peor de lo es­pe­rado y que marca ten­den­cia, tanto por la caída en la com­pra­venta como en la mo­de­ra­ción de la subida del pre­cio. Según el INE, las ventas de vi­viendas se hun­dieron un 12% en sep­tiembre en re­la­ción al mismo mes de 2018, con 37.995 ope­ra­cio­nes, la cifra más baja en un mes de sep­tiembre desde 2016. Por su parte los re­gis­tra­dores han cons­ta­tado una mo­de­ra­ción en la subida del precio en el tercer tri­mes­tre.

Con este descenso, la compraventa de viviendas encadena dos meses consecutivos de tasas interanuales negativas después de que en agosto se desplomara un 21%.

El retroceso registrado en septiembre fue consecuencia de la caída de las operaciones sobre viviendas usadas en un 10,1%, hasta 31.568 transacciones, y del descenso en un 20,1% en la compraventa de viviendas nuevas, hasta 6.427 operaciones.

El 90,8% de las viviendas transmitidas por compraventa en el noveno mes del año fueron viviendas libres y el 9,2%, protegidas.

La compraventa de viviendas libres bajó un 11,4% en septiembre en tasa interanual, hasta sumar 34.493 transacciones, en tanto que las operaciones sobre viviendas protegidas cayeron un 17,1%, con 3.502 transacciones.

En términos mensuales (septiembre sobre agosto), la compraventa de viviendas aumentó un 7,4%, su mayor avance en este mes de los últimos cinco años.

Sube el precio de la vivienda en el tercer trimestre

La caída en las ventas puede ser la responsbale de la caída en el precio de la vivienda, ya que ésta moderó su subida en el tercer trimestre del año al registrar un incremento interanual del 7,7%, según se desprende de la última Estadística Registral Inmobiliaria del Colegio de Registradores de la Propiedad, Mercantiles y Bienes Muebles de España.

Los registradores señalan que, a pesar de esta moderación del repunte, todavía supone una cuantía elevada desde el punto de vista de la evolución de la actividad económica en general y los salarios en particular, por lo que considera que futuras correcciones en este ritmo de crecimiento podrán suponer un factor favorable para mantener niveles de actividad (compraventas) similares a los de la mayoría de los trimestres de los últimos dos años.

A nivel trimestral, el precio de la vivienda ha moderado su ritmo de crecimiento, hasta situarse en el 0,84% en el tercer trimestre del año. Desde los mínimos del actual ciclo inmobiliario, alcanzados a finales de 2014, el precio de la vivienda acumula un crecimiento del 36,39%, por lo que ha supuesto una recuperación importante del ajuste producido en la fase descendente.

De hecho, con respecto a los máximos del tercer trimestre de 2007, los actuales niveles de precios suponen estar un 12,25% por debajo de dicho punto máximo, habiendo llegado a estar un 35,66% por debajo del máximo (finales de 2014 con respecto a mediados de 2007).

En los últimos doce meses se han inscrito 506.687 compraventas de vivienda, acumulando dos trimestres consecutivos de descensos en datos interanuales acumulados, aunque todavía por encima de las 500.000 operaciones.

En vivienda nueva se han registrado 21.104 compraventas, con un descenso trimestral del 5%, al tiempo que la vivienda usada ha registrado 101.436 compraventas, un 6% menos que el trimestre precedente.

Los portales inmobiliarios achacan la caída a la Ley Hipotecaria pero prevén 500.000 compraventas este año

Los principales portales inmobiliarios achacan la caída del 12% en compraventa de viviendas en septiembre, el peor dato en ese mes de los últimos tres ejercicios, al impacto de la entrada en vigor de la Ley Hipotecaria, si bien constatan la "normalización" del mercado y esperan que la compraventa cierre el ejercicio en torno a las 500.000 viviendas o incluso supere esa cifra.

El jefe de estudios de idealista, Fernando Encinar, señala que los datos de septiembre "no son buenos", ya que por primera vez en los últimos cinco años se vendieron menos viviendas en los últimos 12 meses que en el mismo periodo del año anterior, y explica que gran parte de esta caída viene motivada por la entrada en vigor de la Ley Hipotecaria, que provocó que durante la segunda quincena de junio y los primeros días de julio apenas se concediera financiación hipotecaria en España y no se cerrasen muchas operaciones.

A pesar de que la tendencia actual muestra que se podría perder el suelo de las 500.000 viviendas vendidas en el año, Encinar cree que "lo más probable" es que, una vez superado el efecto de la ley, las operaciones vuelvan a crecer de forma "suave" hasta las 510.000 o 520.000 viviendas vendidas en 2019.

Asimismo, el director de Estudios y Formación de Fotocasa, Ismael Kardoudi, cree que los datos negativos interanuales de la estadística refleja la tendencia "a la normalización" del mercado inmobiliario, que "sigue avanzando en su recuperación pero a un ritmo algo más moderado a como lo hacía hace un año".

LA INESTABILIDAD POLÍTICA INFLUIRÁ EN LA NORMALIZACIÓN

Aunque ve que los datos de septiembre son más favorables que los del pasado mes de agosto, coincide con Encinar (Idealista) en que siguen mostrando los efectos de la aplicación de la nueva Ley Hipotecaria, que ha retrasado varias operaciones durante los últimos meses, si bien cree que el efecto será puntual y el sector volverá a avanzar en su dinámica de los últimos tiempos, aunque a un ritmo "mucho más moderado".

Kardoudi subraya que la inestabilidad política, a la espera de la formación del nuevo Gobierno, serán claves en la recuperación de la normalidad inmobiliaria y pronostica la posibilidad de alguna caída interanual, pero un ritmo de operaciones cercanas a las 40.000 compraventas mensuales, con un cierre de año cercano a las 500.000 operaciones de compraventas.

Por último, desde el portal inmobiliario pisos.com, su director de Estudios, Ferran Font, considera que los datos siguen evolucionando a la baja aunque lo hacen de manera más moderada que en el mes anterior.

También piensa que el sector empieza a encaminarse a normalizar las cifras de transacciones después de un verano "complicado" y "muy condicionado" por la nueva Ley Hipotecaria de junio, y otros factores como la parálisis política, el próximo Brexit o la ralentización económica, que "también están condicionando de manera clara todas las estadísticas".

Artículos relacionados