BOLSA

Acerinox se anima con las compras

La po­lí­tica de cre­ci­miento vía ad­qui­si­ciones ha de­vuelto la con­fianza a los ac­cio­nistas de Acerinox en las úl­timas se­ma­nas. Tras un año de­cep­cio­nante, mar­cado por el temor a una caída del con­sumo por la pre­sión aran­ce­la­ria, el grupo se han apun­tado una subida del 17% tan solo en el mes de no­viem­bre, que le per­mite soñar con ce­rrar el ejer­cicio con una ren­ta­bi­lidad por en­cima del 20% si no se tuercen las co­sas.

El detonante de esta subida ha sido el proceso para la compra de la totalidad del grupo alemán VDM Metals en un acuerdo cerrado la semana pasada por un total de 532 millones de euros. Importe que se desglosa en un pago de 310 millones de euros, más 57 millones de deuda y 165 millones en obligaciones de pensiones por 165 millones de euros.

Eso implica unos múltiplos de valoración –EV/Ebitda de 5,5 veces– muy razonables, según Renta 4, por una compañía que además no se encuentra demasiado endeudada. Los analistas de la firma creen que la aportación para la visibilidad de Acerinos es reducida, en especial para su negocio en Europa, pero sus expectativas son muy interesantes con unos ratios por debajo de su potencial y de su media histórica y con una importante aportación de sinergias.

La cotizada española abonará la operación mediante deuda y prevé tenerla completada en el primer trimestre del próximo ejercicio con una aportación del 20% tanto en ingresos como en Ebitda y con aportación de flujo de caja desde el primer momento. El fabricante alemán está especializado en aleaciones especiales y cuenta con siete plantas, cinco en Alemania y dos en EEUU, con una cartera de clientes de gran prestigio.

El grupo, pionero en I+D, permitirá a Acerinox aumentar su diversificación de producto y geográfica. Para ello cuenta con un elevado posicionamiento en un nicho de mercado de sólido crecimiento y muy diversificado en sectores con gran potencial como el aeroespacial o la industria química, entre otros.

Las recientes alzas de la siderúrgica han hecho que supere las expectativas de precio objetivo de muchos operadores, lo cual podría generar ciertas dudas a corto plazo, pero también le ha llevado a romper importantes resistencias que despejan su futuro técnico inmediato. Su principal techo se encuentra ahora en torno a los 10 euros por acción. Nivel clave para confirmar su actual movimiento al alza. De no lograrlo corre el riesgo de anclarse en una larga tendencia lateral con base en los 9 euros.

Artículos relacionados