BOLSA

Urbas, mayor actividad

Los es­fuerzos para afianzar su ba­lance y por desa­rro­llar el plan es­tra­té­gico se están de­jando notar de forma muy sa­tis­fac­toria en los re­sul­tados de Urbas. La pro­mo­tora ha ce­rrado el tercer tri­mestre del ejer­cicio con una ga­nancia con­so­li­dada de un mi­llón de eu­ros, un ba­lance muy po­si­tivo frente a las pér­didas del pa­sado ejer­ci­cio.

Una vuelta a la senda del beneficio apoyada en el impulso de la cifra de negocios que en los dos primeros trimestres ha venido generada en gran medida por el flujo constante de ingresos provenientes de su actividad de alquiler, que en este último trimestre contabilizado se ha visto reforzada con la venta de activos no estratégicos.

Ventas que se enmarcan en el objetivo del grupo, con unos activos de 600 millones de euros y una cartera de suelo superior a los 18 millones de metros cuadrados, de reducir su apalancamiento mediante la cancelación de deuda financiera.

De este modo, la compañía ha logrado reducir su endeudamiento de 195 millones de euros, a cierre de 2018, hasta los 189 millones a finales de septiembre. Un descenso moderado del 3%, pero que viene a confirmar la fuerte apuesta por el equipo gestor, dirigido por Juan Antonio Acedo, para reducir y reorganizar su carga financiera.

El objetivo de Urbas es rebajar la deuda en más de un 50% a lo largo de los próximos meses. Para ello espera cerrar pronto un acuerdo de refinanciación con las distintas entidades que integran el “pool” bancario de la sociedad. Eso colocará al grupo inmobiliario en una posición mucho más sólida para abordar nuevos proyectos.

Entre las fórmulas para alcanzar este objetivo, la cotizada española está estudiando la realización de ampliaciones de capital para la compensación de créditos. Al respecto, la junta de accionistas del pasado mes de junio dio el visto bueno a una ampliación de capital por un importe de hasta 39 millones de euros con el fin de continuar la reducción del pasivo.

Animada por el regreso a la senda del beneficio y pendiente del desarrollo del plan estratégico, la cotización de Urbas se ha multiplicado por más de dos a lo largo de este ejercicio. Los accionistas vuelven a soñar así de nuevo con una pronta recuperación de la cota del céntimo de euro por acción que supondría dejar atrás de forma definitiva la tendencia negativa de los últimos años.

Artículos relacionados