Banco Santander facilitó formación en educación financiera a más de 360.000 personas en 2018

Banco Santander
Banco Santander

Banco Santander facilitó formación en educación financiera a más de 360.000 personas en los países en los que desarrolla su actividad en 2018, según ha informado la entidad en un comunicado.

'Finanzas para Mortales' es una de las iniciativas de Educación Financiera que lleva a cabo en España el Santander, patrocinado por el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Este programa, promovido por Banco Santander, la Universidad de Cantabria, Santander Financial Institute (SanFi) y UCEIF, forma a los jóvenes y a grupos en riesgo de exclusión en los conceptos básicos de las finanzas para ayudarlos en su día a día.

En concreto, se celebraron 1.105 sesiones presenciales con más de 25.000 participantes en 2018 y más de 28.900 horas de formación, con el apoyo de 900 voluntarios del Santander, entre empleados activos, prejubilados y jubilados.

En otros países, la entidad desarrolla otras iniciativas encaminadas a proporcionar educación financiera como el 'Scam Avoidance School' en Reino Unido, el 'Programa Escola' en Brasil, o la impartición de talleres mediante una red de educadores en Argentina.

INCLUSIÓN DE 10 MILLONES DE PERSONAS EN 2025 El pasado mes de julio Banco Santander anunció sus compromisos de banca responsable, entre los que se encuentra el de empoderar en términos financieros a 10 millones de personas.

El banco pretende lograr este objetivo mediante la expansión de las operaciones de microfinanzas, programas de educación financiera y otras herramientas para proporcionar acceso a servicios financieros en los distintos países en los que opera durante el periodo 2019 y 2025.

"La inclusión financiera es clave para reducir la pobreza, aumentar la prosperidad y contribuir a siete de los 17 'Objetivos de Desarrollo Sostenible' marcados por las Naciones Unidas'", ha indicado Banco Santander.

Existen más de 1.700 millones de personas, el 32% de los adultos de todo el mundo, sin acceso a servicios bancarios. Este porcentaje aumenta entre los adultos con rentas bajas y las mujeres, según datos del Banco Mundial.

Artículos relacionados