BOLSA

Faes Farma, buena combinación

En medio de las in­cer­ti­dum­bres que si­guen pe­sando sobre los mer­cados fi­nan­cie­ros, los in­ver­sores si­guen bus­cando em­presas con cre­ci­miento es­table e in­gresos re­cu­rrentes que no de­pendan de la des­ace­le­ra­ción eco­nó­mica.

El sector farmacéutico es el que mejor engloba estas características de inversión defensiva y sin sustos, pero con crecimiento; lo que justifica subidas medias cercanas al 20% en el año. Muy por encima del conjunto del mercado.

Dentro del sector, los expertos destacan la excelente evolución que está teniendo Faes Farma. Este valor histórico del grupo acumula una revalorización superior al 50% en el conjunto del año apoyado en unos notables resultados. El beneficio del grupo experimentó un aumento del del 25% en el primer semestre y todo apunta a que la segunda mitad del año será también muy consistente gracias a la buena marcha de sus ingresos.

Una fortaleza lograda por una positiva combinación de factores internos, como una sólida gestión con una alta capacidad para identificar riesgo y desarrollar su adaptación tecnológica, y externos como una tendencia demográfica favorable o las expectativas de la eliminación del copago farmacéutico.

Todo ello le ha permitido al grupo entrar en una dinámica muy favorable en el último lustro, pasando de cotizar a poco más de un euro por acción hasta cerca de la cota de los 5 euros actuales. Tendencia alcista que se ha acelerado este ejercicio con un alza casi en vertical desde el pasado mes de diciembre, lo cual empieza a generar un fuerte vértigo en el mercado.

Con todo, muchos operadores siguen atribuyendo al valor un elevado recorrido a corto y medio plazo. Consideran que aún le queda por recoger su nueva estrategia de impulsar sus marcas propias para ganar cuota de mercado con la Bilastina como producto de referencia. Esfuerzos que se deberán ir reflejado en los resultados de los próximos trimestres.

Pero de momento, a la espera de que se confirmen estas buenas previsiones, la acción de Faes se ha estancado en las últimas semanas poniendo en riesgo su perfil alcista. Algo que para algunos puede ser una excelente oportunidad para ir haciendo cartera en un valor sólido, fiable y con una rentabilidad por dividendo por encima del 3%.

Artículos relacionados