España aborda esta transición como líder en in­fra­es­truc­turas di­gi­tales y de trans­porte

Pallete: “Europa tiene una oportunidad única de emprender con éxito la transición digital”

El pre­si­dente de Telefónica de­fiende una di­gi­ta­li­za­ción hu­ma­nista en el I Foro Atlántico La Toja

José María Álvarez.Pallete, Telefónica.
José María Álvarez.Pallete, Telefónica.

El pre­si­dente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha de­fen­dido una transición di­gital tec­no­ló­gica en pa­ra­lelo a la transición eco­ló­gica, tanto en ur­gencia como en re­le­van­cia. “Al igual que se están ha­ciendo es­fuerzos para mi­tigar los efectos del cambio cli­má­tico con in­ver­siones en ener­gías re­no­va­bles, es hora de ges­tionar la transición a la nueva eco­nomía di­gital de­ri­vada de la ex­plo­sión de los da­tos, algo que está ge­ne­rando de­sigualdad y efectos co­la­te­ra­les”, señaló.

“Europa lideraba la industria telco en los años 80 y 90, y sin embargo ahora no está presente en la ecuación y corremos el riesgo de quedarnos fuera del nuevo foco geoestratégico que supondrá la inteligencia artificial”. Una nueva revolución que alcanzará un impacto en la economía mundial de 15.700 millones de dólares en 2030.

Sin embargo, el presidente de Telefónica se mostró optimista sobre el momento histórico en el que Europa debe abordar esta transición digital, “una oportunidad única para hacerla con éxito”, explicó. Europa cuenta con una industria de alto valor, líder en sectores de futuro como la automoción, la industria aeroespacial, la química o la biotecnológica y constituye un jugador clave y confiable en política comercial. Todo ello sustentado en unos valores comunes, históricamente compartidos, que Europa siempre ha defendido y que es el momento de poner en primer plano.

En este contexto, Álvarez-Pallete repasó la posición de España, que afronta desde una situación privilegiada la revolución digital. El presidente de Telefónica destacó que nuestro país se ha convertido en un “referente de crecimiento en Europa, líder en infraestructuras digitales y de transporte y uno de los países más atractivos para la inversión extranjera. Somos, además, un país diverso, abierto, solidario y tolerante, con un fuerte crecimiento de la población activa, especialmente las mujeres y con uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo”. “Asumimos nuestra responsabilidad, y queremos ir más allá”.

Acumulación de tecnología

Álvarez-Pallete habló en La Toja de la “acumulación de tecnología” sin precedentes que vivimos, que está cambiando uno a uno los hábitos humanos, desde la comunicación a la forma de viajar, la conversación, el acceso a los alimentos, la salud, la lectura, la escritura, la música, las compras, la computación o la forma de enseñar y de aprender.

Un cambio de paradigma que ofrece enormes oportunidades, pero también abre nuevos riesgos. “Más de la mitad del tráfico que circula por las redes no es humano -recordó el presidente de Telefónica- y de éste, más de la mitad es malicioso".

El presidente de Telefónica se refirió también a la revolución de los puestos de trabajo. "En 2025, la mitad de los empleos que ahora conocemos serán automatizados, y sin embargo proliferarán profesiones que aún ni conocemos. Las competencias digitales serán claves para desenvolverse, la programación, la computación... habilidades de las que la mayoría de los empleados aún carece". Las cifras, con todo, son optimistas. En el periodo 2018-2022, la diferencia entre empleos que desaparecerán frente a los de nueva creación deja un saldo positivo de 58 millones de nuevos puestos de trabajo, según el World Economic Forum.

“La conectividad es la base, y no podemos dejar a nadie atrás”, dijo Álvarez-Pallete. La nueva economía digital necesita “políticas que fomenten la inversión y la educación, así como un marco de competencia justo que se adecúe a las nuevas realidades. Es necesario crear un marco de confianza donde los usuarios sientan que tienen control sobre sus datos, que se utilicen de forma transparente y se mantengan seguros”. "Tenemos por delante el reto de lograr una digitalización para todos, justa e inclusiva. No es la era de la tecnología, sino del Humanismo”, concluyó Álvarez-Pallete.

Artículos relacionados