BOLSA

Duro Felguera, terreno especulativo

Después de va­rios años de res­tric­ciones fi­nan­cieras y pese al apoyo de las ad­mi­nis­tra­ciones pú­bli­cas, los ac­cio­nistas de Duro Felguera no acaban de te­nerlas todas con­sigo a la es­pera de re­cu­perar el res­paldo de la banca y de en­con­trar un in­versor de re­fe­rencia que ga­ran­tice su via­bi­li­dad.

En los últimos meses, en el mercado se ha rumoreado de forma insistente sobre la posible quiebra del histórico grupo industrial. Especulaciones a las que ha tenido que salir al paso, recordando que hace un año alcanzó un acuerdo de refinanciación con sus acreedores y que mantiene un proceso de negociación constante con las entidades acreedoras para reestructurar la deuda y obtener los recursos y avales necesarios para mantener la actividad.

Una difícil gestión financiera que está generando tensiones en la cúpula directiva, y que de momento ha supuesto la reciente dimisión de Alejandro Lagarde como consejero de la compañía.

Problemas que contrastan con la mejor evolución de la actividad. En los últimos meses el grupo ha firmado dos grandes proyectos “llave en mano” para Endesa en las Islas Canarias por 20 millones de euros. A principios de septiembre, el grupo fue además noticia por el cierre de un contrato con Exxon Mobil en EEUU para el diseño, la fabricación y pruebas mecánicas de cuatro recipientes a presión, que serán fabricados en acero al molibdeno placado con inoxidable y tendrán un peso de cerca de 200 toneladas cada uno.

Los equipos se entregarán en el último trimestre de 2020, lo que supone carga de trabajo de DFCP durante el próximo año. Pero lo más importante es que esta viene a consolidar su relación con la petrolera norteamericana tras el contrato firmado a comienzos de 2019.

En este tira y afloja, la compañía industrial tocó fondo a finales de julio a 0,21 euros por acción, su nivel más bajo en su larga trayectoria bursátil. Ahora, gracias a los nuevos contratos ha logrado tomar algo de aire para colocarse sobre los 0,24 euros. En cualquier caso, los expertos insisten en que no es un valor para pequeños accionistas, aunque sí puede ser interesante si se quiere especular con un posible rebote en los próximos meses en caso de recuperar el apoyo de la banca y conseguir un socio industrial de referencia,

Artículos relacionados