RESULTADOS

Su con­se­jero de­le­gado des­carta más planes de cie­rres de su­cur­sales o des­pidos

CaixaBank acelera el ajuste de su red de oficinas a 2020

Gortázar con­dena la vio­lencia vi­vida en Cataluña y mi­ni­miza los costes en sus lo­cales

Gonzalo Gortazar, nuevo Consejero Delegado de Caixabank
Gonzalo Gortazar, CEO de CaixaBank.

CaixaBank con­si­dera que es po­sible ade­lantar el ajuste de su red de ofi­cinas a fi­nales de 2020 y no tener que es­perar al año si­guiente cuando vence su ac­tual plan es­tra­té­gico. Así lo ha ma­ni­fes­tado su con­se­jero de­le­gado, Gonzalo Gortázar, du­rante la pre­sen­ta­ción de los re­sul­tados del tercer tri­mestre que han im­pac­tado los costes del ERE para 2.000 tra­ba­ja­dores en el tercer tri­mes­tre. Gortázar des­carta más cie­rres de ofi­cinas a fu­turo y tam­poco prevé más re­duc­ciones de plan­ti­lla.

"La transformación de la red urbana avanza más rápido de lo previsto", ha afirmado el consejero delegado de CaixaBank durante la presentación de los resultados de los nueve primeros meses del año. Por ese motivo, Gonzalo Gortázar ha indicado que el objetivo de contar con 3.640 oficinas al final de su actual plan estratégico puede adelantarse prácticamente a un año antes.

De esta manera, CaixaBank adelanta uno de los retos del plan estratégico aprobado hace un año y que defiende por su oportunidad su consejero delegado. "Era el plan que necesitamos y vamos a tratar de ejecutarlo rápidamente. No íbamos por el camino equivocado. Otra cuestión son los objetivos numéricos en un contexto más difícil".

Esta aceleración del ajuste y transformación de la red de CaixaBank, la mayor en el banca española, no conllevará cierres adicionales más allá de los que se puedan producir puntualmente por la evolución del negocio.

"No tenemos previsto más cierres de oficinas. Puede haber pequeñas variaciones. Necesitamos tener la flexibilidad suficiente, ya que los tipos negativos ya están aquí. Vemos presión en el margen de intereses, pero aspiramos transitar por el escenario de los tipos negativos", ha indicado Gortázar comprometido a mantener su red como la mayor del sector.

El consejero delegado de CaixaBank también ha descartado que se vayan a acometer más reducciones de plantilla, aunque considera que es necesario ganar en productividad como se ha hecho en los más de 100 años de historia del grupo bancario. Ese compromiso es el que ha permitido mejoras de cuota de mercado en casi todos los segmentos, como ha ocurrido al cierre del tercer trimestre.

Inestabilidades

Gonzálo Gortázar se muestra confiado con el crecimiento macroeconómico en 2019 y 2010, a pesar de diversas incertidumbres nacionales e internacionales. " Estamos en un proceso de desaceleración y no de recesión. Dependemos de la formación de un gobierno estable tras las próximas elecciones generales. Hay razones para pensar que después de una desaceleración las cosas nos permitan un repunte durante 2020", ha indicado.

Sobre los disturbios vividos en las últimas semanas en Cataluña, Gortázar se ha mostrado tajante al indica que "no ayuda la violencia y esperemos que sea radicada, ya que no favorece ni a los catalanes ni a los barceloneses".

"La inestabilidad no ayuda al crecimiento económico. Y de inestabilidad a violencia hay un paso adicional con un impacto en algunos sectores. A nadie le gusta los episodios que hemos vivido. Nosotros también hemos tenido impactos, pero no son magnitudes relevantes. La actividad de CaixaBank en Barcelona no se ha visto parada", ha puntualizado su consejero delegado.

Artículos relacionados