BOLSA

Nicolás Correa, calienta motores

Las em­presas de pe­queña ca­pi­ta­li­za­ción han per­dido parte del brillo mos­trado en los úl­timos ejer­ci­cios, pero al­gunos ope­ra­dores creen que el in­di­cador de “small caps” pronto vol­verá a des­puntar en los mer­ca­dos. Una opi­nión que se jus­ti­fica por el po­sible nuevo es­tan­ca­miento del Ibex 35 con más ro­ta­ción que lle­gada de di­nero fresco.

Recuerdan además que las pequeñas empresas suelen estar más protegidas contra las incertidumbres y los cambios de ciclo. No obstante, aseguran que conviene ser muy selectivo con los activos, pues cuando el indicador promedio ha despuntado ha sido siempre gracias a un minoritario grupo de valores que han destacado con fuerza.

En este sentido, ahora mantienen bajo vigilancia a Nicolás Correa, fabricante de fresadoras para la industria mecánica, como uno de los posibles candidatos a destacar en un futuro próximo. El grupo se ha reorganizado, concentrando y mejorando la actividad de su planta de Burgos, al tiempo que no solo ha dejado de tener deuda, sino que además ha pasado a contar con caja positiva.

Su principal preocupación ahora es la ralentización de la industria en Europa y especialmente en China, sector del cual es muy dependiente. Los expertos creen que, en cualquier caso, su mayor capacidad de inversión y de adaptación a los cambios industriales, junto a su elevada experiencia, le puede abrir las puertas a nuevos nichos de negocio.

Un cambio radical de aspecto en una pequeña empresa que estuvo en grave riesgo de quiebra debido a los excesos realizados con el boom del euro. Una vez digeridos estos excesos, el valor lleva tres años de constante recuperación en el mercado para pasar del euro por acción hasta los más de cuatro euros en los que cotiza en la actualidad.

Pero para dar por sellado el nuevo perfil alcista, los expertos estiman que antes debe superar con solvencia los 4,3 euros por título, frontera que marca su principal nivel de resistencia. De lograrlo, pasaría a tener un potencial de cerca del 50% adicional a corto y medio plazo a la subida de más del 30% que acumula este año. Este potencial dependerá también en buena medida de la reactivación del sector industrial global, por lo que estos inversores están además muy pendientes de la evolución de los posibles acuerdos comerciales entre las dos grandes economías mundiales.

Artículos relacionados