TSB pre­sen­tará el 25 de no­viembre su nuevo plan es­tra­té­gico para los pró­ximos años

El Sabadell remonta su beneficio un 216% superado el impacto de su filial británica en 2018

Con un re­sul­tado atri­buido de 783 mi­llones a sep­tiembre ofre­cerá un di­vi­dendo com­ple­men­tario en ac­ciones

Jaime Guardiola, Banco Sabadell
Jaime Guardiola, Banco Sabadell

El Sabadell ha ce­rrado el tercer tri­mestre del ejer­cicio con un be­ne­ficio atri­buido de 783 mi­llones de eu­ros, lo que tri­plica el con­se­guido en el mismo pe­riodo del año an­te­rior por las pér­didas oca­sio­nadas por la mi­gra­ción tec­no­ló­gica de su fi­lial bri­tá­nica. No obs­tante, TSB aún resta cinco mi­llones de euros en el re­sul­tado ya que sin este banco el grupo pre­si­dido por José Oliu ha­bría al­can­zado 788 mi­llones de eu­ros. La sol­vencia se man­tiene es­table en el 12,1%, mien­tras que la efi­ciencia y la mo­ro­sidad me­jo­ran.

El consejero delegado del Sabadell, Jaime Guardiola, y el director financiero, Tomás Varela, se han ceñido a sus resultados trimestrales y algunas cuestiones que planean sobre el sector financiero. Sobre Cataluña, Guardiola tan sólo se ha limitado a indicar que hay que "erradicar la violencia" y ha descartado que los violentos disturbios hayan afectado a su actividad.

Como ya adelantara Capital Madrid, el nuevo plan estratégico de TSB se conocerá en noviembre, con la fecha previsible ahora del día 25. Pese a que se han superado los problemas, y como ya estaba previsto, el banco británico no aporta al beneficio del conjunto del grupo a lo largo de este año aunque ya se ha estabilizado el ritmo de negocio.

De hecho, el beneficio del Sabadell sin TSB habría alcanzado los 788 millones de euros al cierre de septiembre, un 68,5% más, por lo que habría restado unos cinco millones de euros al resultado atribuido que el grupo ha comunicado (783 millones) con un espectacular incremento del 215,8%. Jaime Guardiola ha aplazado hasta la presentación prevista dentro de un mes para ofrecer más detalles.

El grupo presidido por José Oliu ha logrado una mejora significativa en la ratio de eficiencia, que ha cerrado en el 54,13%, y en la morosidad (algo más del 4%). Mientras tanto, el ratio de capital se mantiene estable en el 12,1%, aunque con una mejora de 21 puntos básicos en la ratio CET1 fully loaded hasta el 11,4% (11,8% pro forma).

Mejora de ingresos

Los ingresos del negocio bancario mejoran un 1,6% en la comparativa interanual, y algo más superior si se excluye TSB. Sin embargo, la evolución del margen de intereses aún arroja un comportamiento negativo del 1,1% interanual y prácticamente plano en la comparativa trimestral.

De hecho, el beneficio estanco del tercer trimestre de este ejercicio (251 millones de euros) está por debajo de los 273 millones de euros contabilizados en el segundo trimestre y de los 258 millones conseguidos en el primer trimestre. La estacionalidad del verano ha pesado también en esta evolución.

El consejero delegado del Sabadell se ha mostrado cauto sobre la posibilidad de cerrar el actual ejercicio con un beneficio próximo a los 1.000 millones de euros, ya que en el cuarto trimestre tendrán que afrontar el pago del Fondo de Garantía de Depósitos y algunos otros extraordinarios que restarán en la cuenta de resultados.

Dividendo y oficinas

El consejo de administración del Sabadell ha aprobado la distribución de un dividendo a cuenta de los resultados del ejercicio 2019 por un importe de 0,02 euros brutos por acción a pagar con acciones en autocartera, en línea con el dividendo a cuenta del año pasado. El pago se abonará el 24 de diciembre.

Tanto Jaime Guardiola como el director financiero del Sabadell, Luis Varela, han precisado que este pago en acciones es un hecho puntual y que se volverá al pago en efectivo. El canje de acciones en autocartera no tendrá impacto significativo en los resultados y ha permitido una mejora de siete puntos básicos en el capital.

El consejero delegado sí ha avanzado que durante el próximo ejercicio se acometerá el cierre de unas 200 oficinas en España, pero no ha precisado cómo ese ajuste pueda afectar a la actual plantilla del Sabadell.

Guardiola ha destacado cómo el Sabadell tiene más peso de hipotecas a tipo fijo que otros competidores, con un 70% de la nueva producción y un 40% en el total de cartera. El consejero delegado ha minimizado la advertencia de los supervisores ya que "los precios medios dan un rendimiento razonable" en las nuevas hipotecas a tipo fijo.

En su opinión, comparte la visión de despedida de Mario Draghi al frente del Banco Central Europeo (BCE) sobre las bondades de los tipos de interés bajo. Otra cuestión, según Guardiola, son los tipos negativos que deberán repercutirse en determinados clientes en función del "juego competitivo" que se establezca en la banca.

Artículos relacionados