Los fondos toman po­si­ciones apro­ve­chando la co­rrec­ción y los ba­jistas se re­pliegan

Cellnex se frena en bolsa, pero analistas e inversores creen que el parón es temporal

La su­per­es­trella del Ibex 35 en 2019 para en el tramo final de la am­plia­ción de ca­pital

Cellnex demuestra en BIT Experience las posibilidades de la ...
Cellnex.

A poco más de dos meses del cierre del ejer­cicio bur­sá­til, ya nadie duda de que el de 2019 será re­cor­dado como el año de Cellnex. Se cuentan con los dedos de una mano las veces en la que una em­presa de alta ca­pi­ta­li­za­ción (más de 11.000 mi­llones de eu­ros) pro­ta­go­ni­zado en el mer­cado es­pañol una subida tan ver­tical como la del grupo de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes: desde los 12 euros de no­viembre de 2016 hasta los más de 40 a los que llegó a co­tizar la se­mana pa­sada. ¿Quién da más?

Pero el interminable rally ha frenado en ese nivel de los 40 euros. El grupo de torres de telecomunicaciones ha encajado tres caídas consecutivas en las que se ha dejado poco más del 5% de su valor. Algo que no sería noticia para el común de las empresas cotizadas, pero sí para la empresa del Ibex 35 que más y más rápido ha llenado los bolsillo de los inversores en 2019. ¿La razón? Que los procesos correctivos anteriores no habían pasado de testimoniales.

La acción ha retrocedido hasta el entorno de los 38 euros, más o menos donde se sitúa el precio objetivo medio de los analistas. Pero si por algo se ha caracterizado Cellnex este año es por hacer saltar por los aires, de forma sistemática, las previsiones de los expertos. Cuando empezó el año, las firmas de bolsa asignaban a Cellnex un valor de 22 euros. Todas, sin excepción se quedaron cortísimas respecto a las previsiones de la nueva estrella del Ibex.

¿Irá a más la corrección? Hay un nada casual acuerdo entre gestores, analistas e inversores, que coinciden en que el de Cellnex es sólo un pequeño paso atrás para coger más fuerza. "Hablamos de un ajuste a la baja mínimo para una compañía que había más que doblado su valor en bolsa cuando superó los 40 euros. Tenía que haber una corrección en una resistencia tan clave, pero la realidad es que por debajo de esa zona está entrando mucho dinero", señalan fuentes bursátiles.

Ampliación de capital

Con el valor en plena ampliación de capital -el viernes dejan de cotizar los derechos de la operación-, los fondos están reforzando las compras. Algunos, como Capital Group, han superado el 3% del capital y se suman al grupo de grandes accionistas de Cellnex que completan el mayoritario Edizione con cerca del 30%, Atlantia, BlackRock, Wellington y Criteria Caixa con alredededor del 5% cada uno y Canada Pension Plan Investment Board con algo más del 3%.

"Muchos de los fondos que han vendido por encima de 40 euros están recomprando a precios de 37 y de 38 euros. No estamos en absoluto ante un cambio de tendencia, sino ante un punto y seguido. El interés de los grandes inversores sigue siendo máximo por una compañía cuya ampliación de capital de 2.000 millones de euros está suscitando un gran interés. Los grandes accionistas apoyan la operación sin reservas", señalan en un gran 'broker' nacional.

Mercado caliente

Los expertos señalan que el mercado sigue muy caliente con Cellnex y que los inversores están dispuestos a acompañar al grupo en sus nuevas aventuras empresariales. Los 2.000 millones de la ampliación no sólo servirán para financiar la compra de Arquiva, sino también para las nuevas adquisiciones que la bolsa espera. La diversificación, el posicionamiento en 5G y el carácter de líder europeo mantienen muy vivo el valor, que apenas ha acusado la megacompra de Arquiva en el Reino Unido y la segunda ampliación de capital del año.

"Es evidente que lo mejor de la subida se ha producido ya. No se puede esperar que la compañía vuelva a subir al ritmo anterior, pero sí que, como corresponde a una empresa bien gestionada y todavía con mucho potencial de crecimiento, las subidas en bolsa continúen a velocidad de crucero a corto y medio plazo. Se estan viendo ventas selectivas, pero en ningún caso estamos ante una avalancha de órdenes vendedoras", señalan fuentes bursátiles.

Una buena medida de la fortaleza de Cellnex la da la actitud de los inversores bajistas. Lejos de cargar contra Cellnex por el presunto mal de altura de la cotización, están cerrando posiciones. AQR no deja de reducir su posición corta, que ya ha caído hasta el 1,89% frente al 2,50% del capital de mediados del año pasado. Marshall Wace y Millennium también han rebajado sus posiciones bajistas a lo largo de este mes de octubre. Visto lo visto, a Cellnex le queda cuerda para rato en bolsa.

Artículos relacionados