BOLSA

Ercros, mucha más madera

Después de un año de una caída casi en ver­tical para pasar de sus má­ximos ab­so­lutos a su peor nivel en casi tres años, los in­ver­sores em­piezan a ver de nuevo a Ercross como una buena opor­tu­nidad de in­ver­sión.

El grupo ha puesto en estos días en marcha un nuevo electrolizador que supone la culminación de la tercera ampliación de la capacidad en su planta de producción de cloro y sosa cáustica de la fábrica de Vila-seca I, que le permitirá aumentar la capacidad de la planta en otras 26.000 t/año.

Esta ampliación, enmarcada en su plan estratégico, eleva la capacidad de producción de cloro de la fábrica de Vila-seca I hasta las 172.000 t/año que sumadas a las 45.000 t/año de su planta de Sabiñánigo aumenta su capacidad de producción total hasta las 217.000 t/año que espera cubrir con la fuerte demanda del mercado.

Cifras que consolidan a la empresa como la primera fabricante española y novena europea de cloro y sosa cáustica. Con las tres ampliaciones llevadas a cabo entre 2017 y 2019, la producción real de cloro y sosa de Ercros ha recuperado el nivel que tenía antes del cese de actividad de la antigua tecnología a raíz de la prohibición europea de usar el mercurio en las plantas de cloro-álcali. Parón que ha justificado su duro castigo en los mercados financieros.

En la actualidad, Ercros fabrica todo el cloro y sosa mediante la tecnología de membrana, que está considerada como la mejor tecnología disponible (MTD) y ya está en disposición de recuperar viejas glorias en Bolsa. Así lo creen muchos bolsistas que está volviendo a tomar posiciones en el valor tras tocar fondo a mediados de agosto a 1,6 euros.

El valor se mueve ahora sobre los 2,4 euros y los expertos creen que antes de final de año podrá estar sobre los 3 euros por acción una vez superada la tendencia bajista que venía desarrollando desde agosto del pasado ejercicio.

Artículos relacionados