BOLSA

Amrest, un año sin liquidez

Aunque sus re­sul­tados em­pre­sa­riales no han ve­nido acom­pañando, Amrest ha cum­plido su primer aniver­sario en la bolsa es­pañola con una ren­ta­bi­lidad su­pe­rior al 20%.

La cadena de restaurantes empezó a cotizar el 21 de noviembre de 2018 a un precio de 8,76 euros por acción mediante la modalidad de “listing”, es decir sin una colocación previa.

El grupo de alimentación polaco, dueño de la famosa franquicia La Taglialtella, que ya cotizaba en Polonia trasladó su sede social a España el año pasado para facilitar su salida al mercado español con el fin de ganar prestigio, diversificar su financiación y lograr mayor liquidez en euros.

Aunque buena parte de estos objetivos se han cumplido, el grupo sigue sin solventar la falta de liquidez, culpable de buena parte de la volatilidad sufrida en este año. De hecho, apenas ha logrado mover una media diaria de 900 acciones en el ejercicio. Una cifra muy pobre que dificulta la llegada de pequeños inversores y justifica amplios movimientos como subidas del 5% un día y caídas del 9% al día siguiente.

El principal problema de AmRest, recalcan los analistas, es que el 67% del capital se encuentra en manos de Finaccess, grupo controlado por el magnate mexicano Carlos Fernández, y otro casi 14% está controlado por fondos de inversión, lo cual deja menos de un 20% de “free float” real.

La propia compañía ha reconocido este problema, pero espera que se vaya corrigiendo poco a poco conforme el capital flotante deje de estar en manos fuertes y se vaya distribuyendo entre más pequeños accionistas. En cualquier caso, de momento se descarta una posible ampliación de capital solo como remedio a esta falta de liquidez.

Amrest confía en que sus resultados sirvan de remedio a su escaso volumen de contratación en Bolsa. Para ello debe mantener el ritmo de crecimiento en las ventas mostrado en el primer semestre. La cifra de negocios del grupo creció un 30%, hasta casi los 928 millones de euros. El beneficio, sin embargo, se redujo un 18, a 11 millones de euros, debido al impacto de sus nuevas normas de contabilidad.

Mientras resuelve estas cuestiones, el retorno anual del grupo se mantiene en el 5% y con altas posibilidades de tantear de nuevo sus máximos sobre los 11,6 euros por acción. Sin embargo, la escasa liquidez, que provoca grandes alteraciones de precios sin motivos aparentes, hace que este valor no sea recomendable para pequeños accionistas o inversores con aversión al riesgo.

Artículos relacionados