BOLSA

BME, sólido grado de inversión

La agencia in­ter­na­cional de me­di­ción de riesgos Standard and Poor´s ha otor­gado a BME una ca­li­fi­ca­ción de A- con pers­pec­tiva es­ta­ble, lo que ya se es­pe­raba en el par­quet.

Un rating que coloca al gestor de los mercados españoles en un grado de inversión sólido; justificado por el bajo nivel de endeudamiento, la fuerte eficiencia operativa, la integración vertical de toda la cadena de valor del negocio y la sólida posición de liquidez.

La firma de rating considera que el gestor de los mercados españoles presenta unos fiables planes de crecimiento gracias a su diversificación de negocio en renta fija, divisas y trading de materias primas. Estos expertos también destacan el papel central del grupo en una de las economías más dinámicas de la zona euro y su acreditada resistencia a las crisis financieras a lo largo de la última década.

S&P confía además que BME mantendrá su posición dominante como operador líder de infraestructuras de mercado, al tiempo confía en que siga ampliando la diversificación de sus fuentes de ingresos de forma gradual en los próximos años.

De momento, sin embargo, el progresivo descenso del volumen de negocio en renta variable recogido en los últimos meses está penalizando la acción. El valor cotiza en torno a los 23,4 euros, es decir prácticamente el mismo nivel de principios de año, pero en los peores momentos ha llegado a tocar los 20 euros.

Sobre este nivel ha logrado formar un triple suelo desde donde ha iniciado la recuperación con un primer objetivo en la barrera de los 24 euros. Si lo supera tendrá otra fuerte resistencia en las inmediaciones de los 25 euros por título, cuya ruptura al alza, de confirmarse el movimiento, ya si serviría para dar por buena la nueva fase alcista.

En cualquier caso, los operadores aseguran que las posibles recaídas en los precios serán siempre una buena oportunidad para seguir engordando la cartera con un valor que tiene una rentabilidad por dividendo cercana al 7%.

Artículos relacionados