En la eléc­trica ase­guran que “va a ser una apuesta muy re­le­vante por las ener­gías ver­des”

Endesa dará la campanada con el nuevo plan estratégico que presentará en noviembre

La com­pañía ana­liza el cua­derno de venta del ne­gocio ‘verde’ de ACS

Vehículo eléctrico de Endesa
Vehículo eléctrico de Endesa

Endesa tiene de­ci­dido pre­sentar ofertas por el ne­gocio de re­no­va­bles de ACS. La com­pañía está re­vi­sando el cua­derno de venta y, si cua­dran las cuen­tas, dará un paso ade­lante. Entre tanto, para fi­nales de no­viem­bre, tiene pre­visto pre­sentar el nuevo plan es­tra­té­gico 2020-2024. Un plan muy po­tente en ener­gías ‘verdes’ con pers­pec­tivas hasta 2030. Desde la eléc­trica, ase­guran que “va a ser una apuesta muy re­le­vante por las ener­gías ver­des”.

Por el momento, el objetivo es culminar los 1.900 megavatios renovables comprometidos hasta 2021, con una inversión de 1.800 millones de euros y, en el periodo 2022-2030, construir unos 8.000 MW adicionales. En 2021, la compañía controlada por la italiana Enel, alcanzará una potencia total renovable de 8.400 MW.

Fuentes próximas han reconocido que el nuevo plan estratégico apostará de forma “relevante” por las energías limpias, con el objetivo de alcanzar una cuota de entre el 10% y el 15% de los 65.000 MW de nueva potencia, que el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez prevé se incorporen durante la próxima década. “El nuevo plan de noviembre va a ser una bestialidad”, se asegura.

Incrementar un 30% de energía ‘verde’

El primer eje, por tanto, del plan actual y del próximo que se presentará a finales de noviembre, es la descarbonización del parque de generación de la eléctrica, con la idea de incrementar en cerca de un 30% la capacidad instalada de este tipo de tecnologías.

“Si atendemos a estos objetivos, resulta evidente que nuestro plan estratégico está claramente en línea con los ejes de la estrategia nacional de transición energética”, señaló el consejero delegado y máximo ejecutivo de la eléctrica, José Bogas, en la junta de accionistas de abril.

Bogas quiere convertir la compañía en una eléctrica casi en su totalidad ‘verde’, cerrando en una primera tacada las centrales de carbón más contaminantes como As Pontes (A Coruña) y Litoral (Almería) y el cierre de dos grupos de la central de Alcudia (Mallorca).

En esta apuesta por la energía verde figura, además de la instalación de nuevos grupos, la compra de activos eléctricos a otras empresas que pongan en venta centrales renovables. Este el caso de ACS que quiere desprenderse de parte de dichos activos o dar entrada a un socio en la filial ‘Zero-E’.

Atentos a todas las oportunidades

Fuentes próximas a Endesa han confirmado a CapitalMadrid que, efectivamente, han pedido el cuaderno de venta y lo están revisando. “Nosotros miramos todas las oportunidades de renovables que salgan, pero por ahora no hay nada decidido. Si cuadran los números veremos a ver si damos un paso adelante”, han señalado.

Endesa tiene más de 11 millones de clientes, lo que supone una cuota de mercado superior al 35%. En cuanto a la deuda financiera, ascendía a cierre de 2018 a 5.800 millones de euros, un nivel que permite a la eléctrica afrontar sin riesgo las futuras inversiones.

Artículos relacionados