Santander y Sabadell pro­ta­go­nizan las úl­timas ope­ra­ciones en un sector muy di­ná­mico

Los bancos españoles aceleran las inversiones 'fintech' para crecer defendiéndose

Las grandes en­ti­dades apuestan muy fuerte por subir a pro­yectos pro­me­te­dores ya en marcha

bankia fintech
bankia fintech

'Fintech' y en­ti­dades fi­nan­cieras tra­di­cio­nales están con­de­nadas a en­ten­derse. Aunque con ta­maños y ni­veles de pe­ne­tra­ción en el mer­cado que son to­davía in­com­pa­ra­bles, son com­pe­ti­dores y tam­bién com­ple­mentos en al­gunos casos per­fec­tos. Los bancos es­pañoles están ce­rrando nuevas ope­ra­ciones en este úl­timo tercio del año en 'startup' con pro­yectos atrac­tivos que tra­bajan en pro­yectos muy in­no­va­dores a los que la banca está cada vez más atenta.

"¿Por qué empezar de cero cuando puedes subirte a un buen carro en marcha? Tiene mucho más sentido monitorizar quién está realizando los movimientos más disruptivos en el sector financiero y comprar o participar en rondas de financiación. Sabemos que muchos proyecto no llegarán a la orilla, pero un gran acierto puede valer por todos los demás intentos fallidos. Hay que diversificar para dar en la diana", señalan en un banco mediano español activo en este negocio.

La apuesta del Santander

La última apuesta de Santander es Klar. Se trata de una 'startup' que acaba de levantar cerca de 60 millones de dólares en una ronda de financiacion en la que ha participado la entidad cántabra a través de su fondo de capital emprendedor, que cuenta con una potencia de fuego de 200 millones de euros. Un vehículo de grandes proporciones que mantiene una actividad frenética. Ya ha invertido en más de 25 compañías, la últimas localizadas en México y Brasil.

De la primera nacionalidad es Klar, especializada en soluciones de servicios financieros que mejoran las condiciones actuales de las tarjetas de crédito y débito. Santander también ha apostado recientemente por la brasileña Creditas, una plataforma digital de préstamos. Brasil supone casi el 30% de los resultados del grupo cántabro, que amplía al 55% la dependencia de América en el beneficio global de la entidad. La apuesta geográfica está justificada.

Además, Banco Sabadell participa en la ronda de financiación de 600.000 euros de Racetick, un proyecto 'made in Spain' que permite localizar e inscribirse en los mejores eventos para deportistas, a los que se ofrecen descuentos de doble dígito. La entidad catalana también está desarrollando una elevada actividad en el universo Fintech. Hace un año lanzó Nomo para captar clientes en el coletivo de trabajadores por cuenta propia y 'freelance'.

Junto a Santander, BBVA es otra de las entidades muy activas a la hora de tomar participaciones en 'fintech', aunque en menor medida CaixaBank o Bankia han hecho también algunos escarceos en este segmento. La actividad de los bancos españoles no deja de crecer en un mercado muy activo en el que los bancos europeos mantienen una incesante actividad de localización de buenos proyectos con los que hacer frente a los retos del futuro.

La irrupción de Google, Apple, Facebook y Amazon como amenazas al negocio bancario tradicional y el éxito en Europa de proyectos digitales que superan ya el millón de usuarios ha obligado a la banca a pasar la acción. "No se trata ya de entrar en proyecto buenos y de firmar acuerdos de colaboración inmediatos; de esta forma también se pueden eliminar competidores de cara al futuro", señalan en fuentes del sector que creen que las operaciones seguirán creciendo en los próximos meses.

Artículos relacionados