Valentín Pich, pre­si­dente del CGE, señala los riesgos de que se en­quiste el pro­blema

Los disturbios en Cataluña tendrán un elevado coste económico para las empresas

Los eco­no­mistas ad­vierten sobre la ten­sión que pro­vocan en las em­presas y tra­ba­ja­dores

Valentín Pich.
Valentín Pich.

No hay nada gra­tis... y menos si los con­flictos se en­quis­tan. Así ven el con­flicto ca­talán los eco­no­mis­tas, que ad­vierten de que el con­texto de dis­tur­bios y pro­testas de los úl­timos días re­gis­trados en Barcelona y otras ciu­dades ca­ta­la­nas, tras la sen­tencia del 'procés' y la huelga ge­neral con­vo­cada du­rante el vier­nes, "no es bueno" para la eco­nomía na­cio­nal, y es­pe­cial­mente ca­ta­lana, ya que ge­nera "tensión" entre los tra­ba­ja­dores en las em­pre­sas.

Así lo ha señalado el presidente del Consejo General de Economistas (CGE), Valentín Pich, en declaraciones a Europa Press, en las que ha indicado que en las sociedades occidentales se asume que se convoquen huelgas, si bien "lo grave es cuando se enquista y se convierte en una especie de tensión permanente y ya no es lo normal".

"Para la marca Bacelona y para el conjunto de España no es bueno", ha indicado Pich, quien ha citado entre los sectores más afectados por las protestas y la huelga general de este viernes en Cataluña al sector de la restauración, el comercio o el del espectáculo.

No obstante, ha matizado que "una flor no hace el verano" y ve más preocupante el coste derivado de los disturbios y los desperfectos urbanos que el hecho de que se convoque una huelga.

Eso sí, ha advertido de que, aparte del coste económico, se genera "tensión" en las empresas entre el personal. "Hay costes inmateriales que no son buenos", ha denunciado.

BREXIT Y ARANCELES

Por otra parte, sobre el acuerdo anunciado ayer entre la Comisión Europea y el Gobierno británico de Boris Johnson sobre el Brexit, ha opinado que se trata de "el cuento de nunca acabar" y ve que la salida del Reino Unido de la UE es "un mal negocio para todos", si bien dentro de la "desgracia" celebra la "cierta cohesión" de los países de la UE.

Respecto a la imposición de aranceles por parte de la Administración de Estados Unidos, ha avisado de que reducirá el comercio mundial y teme que se recrudezca la guerra comercial internacional, con la posible devaluación de yuan por parte de China.

De esta forma, el presidente del CGE ve necesario que haya un Gobierno con plenas funciones "lo más rápidamente posible", ya que "no hay soluciones mágicas unidireccionales", por lo que ante tiempos "revueltos", no se puede esperar que haya soluciones, pero sí que se conforme un Ejecutivo que gestione los temas y cree "condiciones" para su mejora.

"Si no hay gobiernos reforzados no se pueden gestionar los problemas y éstos se hacen grandes", ha añadido.

Artículos relacionados