ANÁLISIS

El BCE aprobó la ampliación de capital del Popular que luego criticó

El su­per­visor tam­bién aplaudió el plan de pro­vi­sio­nes, solo siete meses antes de de­cidir su re­so­lu­ción

Mario Draghi
Mario Draghi

El pro­ceso de ins­truc­ción del caso Banco Popular está po­niendo de ma­ni­fiesto las enormes con­tra­dic­ciones que se pro­du­jeron tanto por una parte dentro del con­sejo de la en­ti­dad, como por otra en el ám­bito de las ac­tua­ciones del su­per­vi­sor, el Banco Central Europeo. ¿Habría hecho bien Draghi en no haber se­guido los con­sejos de sus ase­sores como se ha ne­gado a se­guir las pro­puestas de pa­ra­lizar el nuevo pro­grama de compra de deuda que en­trará en vigor el 1 de no­viem­bre?

Con tan solo dos comparecencias de relieve ante el juez José Luis Calama Teixeira que instruye el caso en la Audiencia Nacional, las diferencias entre las declaraciones del último presidente antes de la resolución del banco, Emilio Saracho, y la del exvicepresidente con Ángel Ron, Roberto Higuera, han sido totales en cuanto a la última ampliación de capital, la que tuvo lugar en el 2016 y que es el motivo del actual proceso judicial.

Estas contradicciones entre los dos últimos equipos de gestión antes de la resolución no son nuevas. Ya se conocieron cuando comparecieron los principales ejecutivos del malogrado Banco Popular, en la comisión de investigación de la crisis financiera del Congreso de los Diputados. Y también en aquel momento ya quedó en evidencia la decepcionante actuación del Banco Central Europeo.

El momento más llamativo de la falta de explicación de la actuación del BCE en la resolución por la que se vendió la entidad al Santander por 1 euro se produjo con ocasión de la comparecencia de presidenta de la Junta Única de Resolución (JUR), Elke König, en la Comisión del Congreso de los Diputados que investigaba la crisis financiera y el rescate a la banca.

Fueron tantas las evasivas a la hora de responder a las preguntas de los diferentes parlamentarios que la presidenta de la comisión, la diputada por Coalición Canaria, Ana Oramas, se vio obligada a dejar la presidencia, bajar a su estrado para intervenir reprochándole su falta de respeto con los diputados españoles al no responder a nada relevante y desaprovechar la oportunidad de aportar información nueva sobre el caso por el que se vendió el Popular en la madrugada del 6 al 7 de junio.

Con lo que hemos conocido en las últimas horas al confirmarse que el Supervisor aplaudió la ampliación de capital del Popular solo siete meses antes de decidir su resolución, quizás podamos comprender el porqué de tantas evasivas a la hora de explicar por parte de la Köning la justificación de la intervención.

Lo anticipó en su declaración el pasado martes día 8, el ex vicepresidente de la entidad en tiempos de Ángel Ron, Roberto Higuera, según el cual, el BCE aplaudió la ampliación de capital de 2.500 millones de euros que el Banco Popular llevó a cabo en 2016 en una carta remitida a la entidad apenas siete meses antes de su resolución y venta, en las que alaba que, tras detectar debilidades e incertidumbres, el Popular decidiera salir a los mercados para resolverlos.

Como han dado a conocer fuentes jurídicas el documento, con fecha de 25 de noviembre de 2016, llegó pocos días antes de la celebración del consejo extraordinario del 1 de diciembre en el que el Banco Popular aprobó el relevo de Ron por Emilio Saracho, según el acuerdo que habían pactado ambos.

La comunicación del Banco Central Europeo, como insisten fuentes jurídicas conocedoras del caso, no podía aprobar de forma más contundente las decisiones del Consejo. La misiva reconocía que se habían aplicado los mecanismos, estrategias y procesos sólidos, efectivos y completos para asegurarse los niveles correctos de capital y de liquidez.

Curiosa explicación que no puede entrar más en contradicción con la confusa explicación que de forma balbuceante ofreció Elke König a la Comisión de Investigación de la Crisis Financiera donde habló de que el problema de liquidez del Banco Popular era consecuencia de que el banco estuviese tratando de salir por sí mismo al mercado, al tiempo que había un problema de solvencia subyacente a ese problema de liquidez.

¿En qué quedamos? ¿Era o no era adecuada la decisión de acudir al mercado?. Esta semana será muy importante para esclarecer en parte lo que sucedió en aquellas fechas una vez que está previsto que el martes y miércoles, es decir los días 15 y 16, comparezca en la Audiencia Nacional el exconsejero delegado Francisco Gómez, a quien ha aludido directamente Emilio Saracho.

Declaración de Saracho

Luego habrá que esperar hasta los próximos 30 y 31 de este mes en los que comparecerá Ángel Ron, quien está enfrentado por completo a las tesis de Saracho. También será muy relevante, ya en noviembre, la comparecencia de quien fuera el primer accionista individual de la entidad, el mexicano Antonio del Valle, cuyo entorno ha transmitido que estaba dispuesto a acudir él solo a una posterior ampliación para salvar el banco de la ampliación.

Será uno de los momentos cumbres para conocer por qué no se permitió esta opción que hubiera evitado el colapso de la participación de los 300.000 accionistas que se vieron sin un euro de la noche a la mañana. Para febrero está prevista la comparecencia de los últimos investigados. Habrá que esperar a esas fechas para conocer cuando puede concluir el juez la instrucción y decretar la apertura de juicio oral.

Será el momento de tratar de aclarar una decisión, la resolución y venta, que cada vez tiene más detractores, incluso en el ámbito del propio Banco Central Europeo. Quienes defienden estas discrepancias recuerdan que su todavía presidente, Mario Draghi, ha admitido que harto de algunas propuestas del equipo de funcionarios que le rodean ha acabado tomando decisiones al margen de sus sugerencias.

La última de ellas su decisión de reanudar la política de compras ante los avisos de una inminente ralentización y la incapacidad de situar la inflación en el entorno del 2 %. ¿Quién convenció a Draghi en este caso para que el Popular fuera vendido por 1 euro?

Artículos relacionados