VIVIENDA

Los expertos restan importancia a la brutal caída en la venta de viviendas

Los por­tales in­mo­bi­lia­rios achacan el des­plome en agosto al im­pacto de la Ley Hipotecaria

Vivienda
Vivienda

Los por­tales in­mo­bi­lia­rios cons­tatan una "desaceleración" en el mer­cado in­mo­bi­lia­rio, tras el re­tro­ceso del 21,1% re­gis­trado en la com­pra­venta de vi­viendas en agosto, la mayor caída desde 2014, que achacan al im­pacto de la Ley Hipotecaria, la in­cer­ti­dumbre po­lí­tica y la des­ace­le­ra­ción, si bien prevén que 2019 cierre con unos ni­veles de com­pra­venta si­mi­lares a los del año pa­sado pero un 2020 "menos alen­ta­dor".

El jefe de estudios de idealista, Fernando Encinar, explica que la "importante caída" refleja el impacto sobre las operaciones de la entrada en vigor de la Ley Hipotecaria, ya que "paralizó la concesión de financiación desde mediados de junio", por lo que ve "probable" que los datos de los próximos dos meses se sigan viendo afectados por esta medida, aunque la estadística "volverá a la normalidad pasado ese tiempo".

Encinar apunta como otros factores que están retrasando las decisiones de compra la incertidumbre política, que "ha paralizado muchas operaciones de inversión, tanto de grandes como de pequeños inversores", y los mensajes acerca de una próxima recesión económica, puesto que "generan dudas también en muchos particulares".

En esta línea, la directora de Estudios de Fotocasa, Beatriz Toribio, achaca la caída de la compraventa, con cuatro meses consecutivos negativos, a la nueva Ley Hipotecaria que retrasó las transacciones, así como al efecto estacional propio de los meses de verano y la "normalización" del mercado.

Toribio considera que el efecto de la nueva norma hipotecaria, unido a la desaceleración del contexto macroeconómico, harán que en los próximos meses se sigan registrando datos negativos en esta estadística en su comparativa interanual, si bien subraya que "el mercado de la vivienda sigue creciendo, aunque a un ritmo inferior a como lo hacía en los últimos años".

"Aunque el mercado se está desacelerando, todo apunta a que 2019 cerrará en niveles de actividad muy similares a los de 2018 y se confirmará la normalización del mercado", ha asegurado Toribio, quien cree que la desaceleración tardará más en reflejarse en las estadísticas oficiales, aunque vaticina "un 2020 menos alentador".

Por su parte, el director de Estudios de pisos.com, Ferran Font, también vincula el retroceso en la compraventa de viviendas a factores como la ralentización económica, la parálisis política en España o el Brexit, ya que "están afectando de manera clara al sector, que necesita de estabilidad para afrontar los retos".

"Se cierra un verano complicado después del bache de junio causado por la Ley Hipotecaria y la fuerte caída sufrida el mes de agosto, lo que instala esta estadística en la imprevisibilidad", ha añadido.

Artículos relacionados