BOLSA

Vidrala, el color del cristal

De ser un valor pre­fe­rido, Vidrala ha pa­sado a estar casi pros­crito de las car­teras en el úl­timo año y me­dio. El fa­bri­cante de vi­drios llegó a marcar má­ximos por en­cima de los 90 euros en la pri­ma­vera de 2018 en un mer­cado ex­pec­tante por su ven­ta­josa po­si­ción frente al plás­tico.

Ahora, sin embargo, lucha por no perder la cota de los 76 euros. Una caída del 15% que el grupo trata de subsanar con la venta de activos no estratégicos que sirva para devolver la confianza a los operadores.

Al respecto, el grupo ha entrado en negociaciones con la Saverglass a través de sus filiales en Bélgica para estudiar la venta de su actividad de fabricación de envases de vidrio en la planta productiva situada en la localidad belga de Ghlin.

En el ámbito de esas conversaciones, se ha suscrito un contrato de opción sobre MD Verre y Omega Immobilière et Financière, filiales de Vidrala. La transacción, si todo marcha según lo previsto, incluye un acuerdo de suministro para la adquisición por parte de la empresa española de parte de la producción de esta planta durante un período de cinco años con el fin de garantizar el servicio al cliente mientras se desarrolla su actual plan inversor.

El grupo no ha desvelado la estimación del precio de la operación a la espera de cerrarla en los próximos meses y pendiente del visto bueno de las autoridades de competencia, Aunque parece interesante, los operadores han recogido la noticia con cierta frialdad ante la ausencia de una valoración concreta que les permita calibrar su relevancia.

La cotización de Vidrala se mantiene de este modo muy cerca de los mínimos del año, a punto de perder la escasa rentabilidad el 5% en el acumulado. El riesgo de que entre en terreno negativo es bastante elevado, señalan los expertos técnicos, pues su perfil es netamente bajista con un suelo en la actualidad sobre los 75 euros por acción. De no lograr aguantar sobre ese nivel, podría abrirse un importante hueco bajista hasta los 70 euros. Algo que en principio solo parece probable si la situación general del mercado sufriera un grave deterioro.

Artículos relacionados