Deutsche Bank España obtuvo un beneficio de 28,2 millones hasta junio, un 4,4% más

Edificio de Deutsche-Bank
Edificio de Deutsche-Bank

La filial española de Deutsche Bank obtuvo un beneficio neto de 28,21 millones de euros en el primer semestre del ejercicio, lo que supone un incremento del 4,44% respecto al mismo periodo del ejercicio precedente, gracias a una mejora de los ingresos ordinarios y del margen de intereses, así como a menores costes y provisiones, informó la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El beneficio antes de impuestos ascendió a 42,3 millones euros, lo que supone un incremento del 9,6% respecto al mismo periodo del año anterior.

La entidad recuerda que el primer semestre de 2018 estuvo marcado por varios elementos extraordinarios, tanto en ingresos (25 millones de euros de cobertura de riesgos de crédito y 12 millones de euros por la venta de varios locales de oficinas) como en gastos (25 millones de euros en gastos de restructuración).

El margen de intereses experimentó una mejora de 3,6 millones de euros (+3%) en la primera mitad del año, a pesar del incremento de los gastos por intereses, derivado de la nueva financiación emitida (cédulas y deuda subordinada).

Las comisiones netas se elevaron en 5,4 millones de euros (+4,3%), mientras que los gastos de personal experimentaron una reducción de 20 millones de euros, derivada de menores gastos de restructuración, que en el primer semestre de 2019 se situaron en 5 millones de euros.

De su lado, las provisiones registraron una reducción de 13 millones de euros con respecto al mismo periodo de 2018, tanto por liberación de eventos operacionales (6 millones de euros) como por utilización y liberación de provisiones de restructuración (6 millones y 1 millón de euros, respectivamente).

Además, la mejora de las tasaciones de las hipotecas ha propiciado una reducción de 7 millones de euros en el deterioro de la cartera de créditos.

Deutsche Bank S.A. ha experimentado en el periodo un crecimiento de su balance de 800 millones de euros (+4,6%), hasta alcanzar los 18.000 millones de euros de activo.

La partida que más ha contribuido a dicho crecimiento ha sido la de los activos financieros a coste amortizado, que ha crecido en 632 millones de euros. El 62% de dicho crecimiento corresponde a depósitos prestados a la matriz, generados en la emisión de una cédula hipotecaria de 500 millones de euros en el primer trimestre del año. El 38% restante se ha prestado a la clientela.

Cabe destacar el incremento de la cartera de derivados de cobertura en 87 millones, debido a la mejora en la valoración de dichos activos y al incremento de volumen cubierto de la cartera y las cédulas emitidas.

APLICACIÓN DE LA NORMA IFRS 16 Adicionalmente, el balance del primer semestre refleja la primera aplicación de la norma IFRS 16 sobre arrendamientos, que incrementa la partida de activos tangibles en 123 millones de euros. Ese importe responde en su mayor parte a la valoración del derecho de uso de los alquileres de activo tangible de uso propio (oficinas).

Por el lado del pasivo, la cartera a coste amortizado se ha incrementado en 798 millones de euros, de los cuales 556 millones se corresponden a la citada emisión de cédulas hipotecarias por 500 millones de euros, junto con un ajuste a valor razonable de la cartera total de 4.000 millones de euros.

Cabe destacar así mismo la reducción de 19 millones de euros de las provisiones, tanto por eventos operacionales como por riesgo de crédito de los compromisos contingentes.

A principios del 2019, el Banco de España admitía la deuda subordinada (95 millones de euros) emitida a finales de 2018 como válida a efectos de ser considerada capital de nivel 2, lo que ha incrementado el ratio de capital total de la entidad desde el 10,13% a finales de 2018 hasta el 11,04% a finales de junio de este año.

"En definitiva, en 2019 la entidad incrementa su autonomía con respecto a la matriz en términos de financiación, crece en términos de negocio en la clientela y mejora su ratio de solvencia, de cara a poder afrontar con seguridad las incertidumbres del entorno económico y continuar prestando servicio a sus clientes de una forma más eficiente", destaca el banco.

Artículos relacionados