BOLSA

Renta 4 refuerza su estructura

La de­ci­sión de BNP Paribas de re­en­focar su es­tra­tegia en in­ter­me­dia­ción y cesar esta ac­ti­vidad en España ha abierto a Renta 4 la opor­tu­nidad de crecer en ser­vi­cios de in­ver­sión. La en­tidad es­pañola ad­qui­rirá el ne­gocio de co­mer­cia­li­za­ción de fondos de in­ver­sión, in­ter­me­dia­ción y cus­todia de BNP que com­ple­menta a la per­fec­ción cos sus áreas de ne­gocio ope­ra­ti­vas.

De este modo, impulsará su el negocio de servicios de inversión y posicionarse a la cabeza como plataforma de intermediación, al incorporar una unidad que cuenta actualmente con más de 18.000 clientes, con perfil tanto “retail” como institucional. Cifras que vendrán a reforzar la estructura de Renta 4 que en la actualidad cuenta con más de 80.000 clientes y 21.000 millones de euros en de patrimonio en activos.

Los dos bancos han acordado no hacer públicos los términos económicos de la transacción a la espera de fijar el importe definitivo al cierre definitivo de la operación -previsto para principios del próximo ejercicio- en función del número de clientes totales transferidos.

En cualquier caso, el banco español asegura que esta compra no le requerirá un consumo significativo de recursos, incremento de gastos o la necesidad de obtener nuevas autorizaciones o licencias para su integración, pues los activos adquiridos se engloba n dentro de la propia gama de productos y servicios de la entidad.

Aunque la operación parece bastante interesante, a la espera de conocer el precio, los expertos no creen que vaya a ayudar a Renta 4 a mejorar su perfil técnico a corto plazo. Tras tocar máximos en 8 euros a principios de año, las acciones del grupo se han girado a la baja para ir a buscar soporte sobre los 6,5 euros, con una caída acumulada en el ejercicio del 15%.

Un constante goteo vendedor que parece estar contenido sobre este nivel por lo que cabría esperar un posible rebote. Pero si las condiciones del sector continúan empeorando corre el riesgo de abrir un nuevo hueco bajista hacia los 5,5 euros por acción. Al respecto, los expertos apuntan a que su buena rentabilidad por dividendo y bajo PER de apenas 14 veces no es suficiente justificación para los pequeños inversores a la hora de asumir estos riesgos en un valor tan estrecho.

Artículos relacionados