DESDE EL PARQUET

Arcelor Mittal, a punto de caramelo

Los mer­cados si­guen con enorme aten­ción en estos días la nueva ronda de ne­go­cia­ciones co­mer­ciales entre Washington y Pekín a la es­pera de un pacto be­ne­fi­cioso para ambas par­tes. Pero quizás una de las com­pañías más in­tere­sadas en un acuerdo que ponga punto final a todas estas in­cer­ti­dum­bres sea Arcelor Mittal.

Las presiones arancelarias impuestas por la administración Trump a lo largo del pasado ejercicio han terminado por lastrar el precio del acero, dañando las cuentas de la siderúrgica incluso a pesar de estar más que razonablemente protegida ante el enfrentamiento comercial entre EEUU y China gracias a su alta diversificación geográfica.

Los desequilibrios de la demanda provocados por la guerra comercial que están afectando a los precios era algo con lo que no contaba la industria siderúrgica. Todo ello a expensas además de las medidas aprobadas el pasado verano que Bruselas tiene previsto ir implementando desde ya para proteger el sector del acero europeo.

Este ha sido uno de los motivos por los que Arcelor Mittal perdió un tercio de su valor en Bolsa a lo largo de 2018. Un ajuste desproporcionado a juicio de los analistas. De hecho, a los precios actuales, dicen, el valor presenta una excelente oportunidad de compra a corto y medio plazo. Máxime si se alcance un acuerdo comercial satisfactorio como parece estar descontando el mercado.

La solidez de la actividad del grupo supone un argumento suficiente para confiar en la recuperación de su cotización, pero a ello habrá que sumar además la consolidación de la india Essar Steel, que le reportará importantes sinergias y le dará acceso a un mercado con alto potencial de crecimiento.

No es de extrañar por tanto que el grupo esté considerado por los analistas como uno de los valores del selectivo con mayor potencial alcista para este año. Y más teniendo en cuenta que parece haber tocado suelo ya sobre los 17 euros por acción, donde encuentra un sólido soporte.

No en vano, el 80% de las firmas que siguen al valor aconsejan comprar y el resto mantener en cartera con un precio objetivo medio en torno a los 30 euros. Nivel sobre el que se movió en sus mejores momentos del pasado año. En cualquier caso, advierten los expertos, su alta dependencia a las noticias externas obliga a extremar la prudencia.

Artículos relacionados