El sector cierra 2018 con una cuota de mer­cado en fondos de in­ver­sión del 3,6%

Las aseguradoras apuestan por la gestión patrimonial ante la necesidad de cambiar

Mutua Madrileña se con­so­lida como líder de las ges­toras no ban­ca­rias

Aseguradoras
Aseguradoras

Las ase­gu­ra­doras se están trans­for­mando. Quizás porque no tienen otro re­me­dio. Y no es es­tric­ta­mente por la in­no­va­ción, la tec­no­logía o los mo­delos dis­rup­ti­vos, sino por un cambio del mo­delo de ne­go­cio, de la ten­dencia a con­ver­tirse en ges­tores pa­tri­mo­niales y a ofrecer so­lu­ciones in­te­grales a las ne­ce­si­dades de sus clientes en este ám­bito. ¿Y esto qué sig­ni­fica?

Básicamente que el sector ha asumido un enfoque hacia el cliente frente al tradicional enfoque hacia el producto que obliga a la industria a ofrecer en cada momento lo que mejor se adapte a las necesidades de cada uno de ellos. Y lo que mejor convenga pueden ser seguros, o no; planes de pensiones, o no. Pueden ser productos de fabricación propia, o no. Es decir, las entidades poco a poco están abriendo su oferta a productos no habituales en sus carteras, como los fondos de inversión, y a productos de terceros iniciando una evolución paralela hacia sistemas de arquitectura abierta.

Este es el futuro, pero las tendencias ya son claramente visibles. Se aprecia, por ejemplo, en el creciente interés del sector asegurador por la industria de gestión de activos. Hay ejemplos recientes muy interesantes. Uno de ellos el anuncio de final de año de Mutua Madrileña: comprará un 30% de la gestora EDM, con la opción de adquirir un 21% adicional a finales de 2019 y llegar así a controlar el 51%. “La compra confirma la apuesta de Mutua Madrileña por la gestión de activos y el impulso al negocio de fondos de inversión, con el objetivo de ser la compañía independiente de referencia en la gestión y asesoramiento patrimonial”, afirmaba Ignacio Garralda, presidente de Grupo Mutua Madrileña.

Si por independiente entendemos una gestora no bancaria, la aseguradora ya es la líder. Mutuactivos se encuentra en el puesto número 11 del ranking, con un patrimonio a finales de diciembre de 2018 de 5.085 millones de euros, según los datos de Inverco. Por delante solo hay gestoras pertenecientes a bancos y la alianza de bancaseguros de Allianz y Popular. Unos cuantos puestos más abajo, en el 27, se encuentra la gestora que puede llegar a ser parte del grupo, EDM, con un volumen de patrimonio de 1.130 millones.

Pero no es este el único movimiento en el ámbito de la gestión patrimonial que ha hecho la entidad. También en diciembre anunció la adquisición del 50,01% de Alantra Wealth Management, la división de banca privada del grupo de servicios financieros Alantra, un segmento de negocio en el que hasta ahora no estaba presente la compañía: “Es una oportunidad que encaja con la estrategia de crecimiento de Grupo Mutua Madrileña para los próximos años, que contempla reforzar la presencia de Mutuactivos e impulsar su negocio de asesoramiento financiero y patrimonial”, explica Garralda.

Son movimientos de calado, pero no son los únicos que se han producido en el sector. Loreto Mutua estrenó en la primera parte del año Loreto Inversiones, y en verano registró los primeros productos con los que la mutualidad de previsión social entró en el negocio de fondos de inversión, ampliando el, de momento, selectivo grupo de aseguradoras que tienen una gestora de fondos nacional.

A Mutua Madrileña y Loreto Mutua, que se encuentra en el puesto 75, les acompañan con gestora propia en el ranking de Inverco, Mapfre, en el puesto 18; Santalucía, en el 23; y Catalana Occidente, en el 52. Este quinteto suma activos bajo gestión por valor de 9.388 millones, el 3,6% del total. Su cuota de mercado es todavía pequeña, sobre todo si se compara con la que tienen las gestoras de los bancos, que supera el 76%, pero es un principio.

No obstante, el año no ha sido demasiado bueno. El patrimonio en fondos del sector asegurador se ha reducido un 4,5%. Más que lo que ha sufrido el conjunto de la industria, que ha recortado el volumen de activos gestionados un 1,6%. La culpa de esta evolución la tiene, sobre todo, la volatilidad de la que han hecho gala los mercados en 2018. Desde VDOS recuerdan que el índice más representativo de renta variable de EEUU perdió en un solo día todas sus ganancias del año y, al día siguiente, las recuperó nuevamente; y todo ello a escasas sesiones de finalizar el año. “Un suceso tan poco frecuente que solo se conoce un comportamiento similar en 1931”, según explican.

Esto en EEUU, más cerca, el índice EuroStoxx retrocede un 14,7%, el DAX alemán un 18,2%, el IBEX español un 15,43%, y el FTSE MIB italiano un 16,15%. La renta fija tampoco ha tenido un buen año. “Ha sido un año verdaderamente difícil para los gestores, entre guerras comerciales, subida de tipos por parte de la Reserva Federal y fin del Programa de Compra de Deuda por parte del Banco Central Europeo. Con un crecimiento económico más moderado que en 2017 y con expectativas de continuar en el mismo tono”, comenta VDOS.

Si se analiza la oferta de fondos de las diferentes aseguradoras, se aprecia que los productos que más éxito han tenido han sido los fondos de renta fija a corto plazo de Mutua Madrileña, con unas entradas netas (a noviembre) de 372 millones. En el caso de Mapfre, los productos preferidos han sido los de renta variable internacional, con unas suscripciones netas de 56 millones. El punto fuerte de Santalucía (Alpha Plus) fueron los fondos globales, con unas captaciones de 66 millones netos. En Catalana Occidente destaca la entrada de poco más de un millón de euros en fondos de renta fija mixta. Por último, Loreto Mutua está centrada en fondos globales, con unas suscripciones netas de 31 millones. Esta aseguradora y Mutua Madrileña son las únicas que, con datos a noviembre, logran prácticamente cerrar el año con más entradas de dinero en sus fondos que salidas.

Artículos relacionados