Monitor de Consumo Bancario

La reina de las crip­to­di­visas ha per­dido un 80% de su valor en los úl­timos 12 meses

Un año clave para un bitcoin contra las cuerdas

No faltan los ana­listas que aún con­fían en su ca­pa­cidad para romper los mer­cados

Bitcoins
Bitcoins

Corría 2017 y mu­chos pre­co­ni­zaban el hun­di­miento de los ci­mientos mismos del sis­tema fi­nan­ciero: el bit­coin, la más po­pular de las cip­to­mo­nedas (herramientas de in­ter­cambio di­gital que no pre­cisan de en­tidad al­guna que in­ter­me­die) al­can­zaba los 20.000 dó­lares de co­ti­za­ción, en una me­teó­rica es­ca­lada al­cista que no tardó en des­pertar el miedo a la bur­buja.

Recién estrenado 2019, se encuentra en el rango de los 3.300 dólares, habiéndose confirmado hace mucho esos temores. En resumen, el bitcoin ha perdido más de un 80% de su valor en el último año, una costalada en toda regla que permite al sistema bancario tradicional respirar tranquilo. Parece que no habrá revolución financiera digital. Es más, algunos de los que se cubrieron de oro con la minería de la criptomoneda le han retirado toda su confianza.

Es el caso de Erik Finman, uno de los primeros inversores que se hizo millonario con el bitcoin. En una entrevista al medio 'Marketwatch', ha asegurado que, aunque a la criptodivisa le quedan "quizá uno o dos mercados alcistas", a largo plazo su mercado potencial está "muerto".

¿Los últimos estertores?

Pese a que el pasado diciembre su valor experimentó una notable subida respecto a su fondo de 3.140 dólares, la opinión mayoritaria es que las posiciones alcistas abandonarán el fuerte si la cotización vuelve a caer y llega a un nuevo mínimo de 3.100. Como ocurrió durante todo 2018, las presiones regulatorias y el desarrollo técnico serán claves para que el bitcoin resurja o caiga definitivamente en el pozo de las promesas incumplidas.

La capitalización de la criptodivisa, que llegó a ser de 300.000 millones de dólares, asustó a la cúpula económica mundial. El FMI alertó de los peligros inherentes a su auge y en EEUU se sucedieron las investigaciones sobre manipulación de precios.

A los titiriteros de los mercados no les gustaba aquel 'oasis de libertad' en el que las transacciones se realizaban sin intermediarios y sin la supervisión de los bancos centrales. La preocupación estuvo presente en el exclusivo grupo del G20, en el que se defendió la necesidad de una regulación.

Posibles sorpresas

Pese al -en principio- desfavorable panorama, no faltan quienes aún confían en la capacidad de la reina de las criptomonedas para sacudir los mercados. Javier Martínez, economista y experto en finanzas, no descarta para finales de 2019 una cotización de "en torno a los 36.000 dólares" para el bitcoin.

En declaraciones a CapitalMadrid, asentó esta ultraoptimista visión del futuro en un "aumento de precio por la entrada de nuevos inversores" atraídos por el "lanzamiento de nuevos productos desde Fidelity y Blackrock", que facilitarán el cambio alcista "a partir del segundo o tercer trimestre", momento en que se verá si el bitcoin aún es capaz de crear nuevos millonarios.

Artículos relacionados