Las com­pañías del MSCI Europe pa­garán cerca de 350.000 mi­llones en 2019

La rentabilidad por dividendo se convierte en el paraguas de la inversión en España

El re­torno por di­vi­dendo de las em­presas es­pañolas ya es el 6º más alto del mundo

Sin título
Rentabilidad por dividendo por países.

La in­cer­ti­dumbre bur­sátil pa­rece que ha lle­gado para que­darse. Ante este es­ce­na­rio, los in­ver­sores buscan al­ter­na­tivas que le sirvan como pa­ra­guas en sus car­te­ras. Obtener ren­di­mientos po­si­tivos de la bolsa pa­rece que va a ser bas­tante com­pli­cado, sobre todo ob­ser­vando cómo fue el cierre del 2018, y de ahí a que una de las prin­ci­pales al­ter­na­tivas que dote de es­ta­bi­lidad a las car­teras sea la re­tri­bu­ción vía di­vi­den­dos. Más aún, cuando el mer­cado es­pañol está por en­cima de la media eu­ro­pea.

Así lo confirma un último estudio elaborado por Allianz Global Investors. En los últimos 45 años, los dividendos han representado alrededor del 41% del rendimiento total de las acciones europeas. Tras el análisis del rendimiento de los dividendos de los principales mercados de todo del planeta, se confirma que las empresas europeas son particularmente propensas a los pagos de dividendos en comparación con otros mercados, con rentabilidades de alrededor del 3,8% de media.

A finales del pasado año, y en los 45 años desde 1973, la rentabilidad de los dividendos de acciones europeas ha sido de alrededor del 3,8% de media en todo el mercado en comparación con el 3,2% en América del Norte y el 2,0% en Asia Pacífico.

En el Viejo Continente, en 2018, el rendimiento promedio de los dividendos fue más alto en Portugal con un 5,36%, seguido del Reino Unido con un 4,97% y España, que quedó en cuarto lugar, con un 4,65%. De hecho, a nivel mundial, las compañías de nuestro país son las sextas que más compensan a sus accionistas.

Aumento de más del 4,8%

De esta manera, los expertos de la gestora prevén que las compañías en el MSCI Europe paguen alrededor de 350.000 millones de euros en dividendos en 2019. Esto significaría que las empresas europeas pagarían unos 16.000 millones de euros (4,8%) más a sus accionistas que en el año anterior, lo que representaría otro récord consecutivo. Por tanto, España se podría convertir en atractivo desde el punto de vista de la retribución al inversor.

Hans-Jörg Naumer, director de análisis de mercado de capitales y coautor del estudio apunta que lLos pagos de dividendos actúan como un airbag en la cartera del inversor, lo que puede tener un efecto particularmente beneficioso, “especialmente cuando la situación del mercado es menos favorable, como hemos visto en Europa”. Los dividendos estabilizan la cartera porque “amortiguan los reveses de los precios y generan ingresos predecibles".

Por otra parte, no son solo los dividendos los que proporcionan más estabilidad a la inversión en renta variable. Las acciones con altos dividendos parecen comportarse de una manera mucho menos volátil que las de las empresas con pagos de dividendos menos elevados.

Para ser más exactos, la volatilidad de las compañías estadounidenses que pagan dividendos es significativamente menor en comparación con las compañías sin pagos de dividendos, y desde los años 90 se ha observado una tendencia similar para las acciones europeas con pago de dividendos.

En la actualidad, hay algunas empresas en el mercado que pagan dividendos, cuya financiación es óptima y con potencial de crecimiento que, tras las caídas del mercado en los últimos meses, cotizan con un importante descuento. Siguiendo este esquema, como ejemplo de ello, un ejemplo realmente llamativo sería el del sector energético europeo, ya que su reestructuración debería materializarse previsiblemente en el futuro a través de una mayor generación de efectivo y dividendos más sólidos.

Así las cosas, sobre las previsiones para Europa, Jörg de Vries-Hippen cree que deberíamos esperar un crecimiento económico en Europa de alrededor del 1,5% en 2019. Con todo, a medida que se cierran las válvulas de la liquidez global, “la presión aumentará”. Esa es una de las razones por la que la inversión vía dividendos puede ser el principal atractivo en el entorno de la inversión.

Artículos relacionados