DESDE EL PARQUET

Las mejores apuestas para 2019

Los úl­timos tiempos en la renta va­riable mun­dial han ve­nido mar­cados por un in­tenso re­tro­ceso de los sec­tores más cí­clicos y en el glo­bal, que en el con­junto del año en la bolsa es­pañola ha sido del 14,9%. En este con­texto, tiene sen­tido que hayan sido las com­pañías de los sec­tores más de­fen­si­vos, como las eléc­tri­cas, las que mejor se han com­por­tado este año.

Ante un eventual deterioro de la economía, la gente podría dejar de comprar determinados artículos, pero continuará consumiendo bienes básicos como alimentación, medicamentos y electricidad. Sectores que han acaparado las compras en el mercado a lo largo de 2018.

Ahora, la cuestión es anticipar si esta seguirá la tendencia a seguir en los próximos meses o habrá un giro en el posicionamiento de los operadores.

Según los analistas de la firma de inversión Self Bank, todo indica que este año se observará una volatilidad superior a los anteriores debido a cantidad de frentes abiertos sin resolver y, sobre todo, porque podría ser el año en el que finalmente suban los tipos de interés en la zona euro. Vaivenes que se podrían interpretar como oportunidades de inversión.

En este escenario es bastante posible que los bancos reaccionen por fin ante una más que probable giro hacia una política monetaria más restrictiva por parte del BCE. Quien apueste por ello, explican en Self Bank, no deben esperar a que la subida de tipos se haga oficial. Es conveniente posicionarse con antelación para aprovechar al máximo el posible movimiento de rebote.

En la otra cara de la moneda, si se produce un endurecimiento monetario, las empresas más endeudadas sufrirían un efecto negativo por el riesgo a un fuerte impulso de sus gastos financieros. En estos momentos, la clasificación de empresas más endeudadas está compuesta por las eléctricas y por otras compañías como Telefónica, Grifols o Merlin Properties. En este sentido, habrá que ver si estas compañías han ido haciendo los deberes para afrontar las subidas de tipos y mantener sus costes financieros bajo control.

Respecto a la guerra comercial, un hipotético acuerdo final entre China y EEUU daría un notable respiro a las bolsas, y buena parte de las empresas que más han sufrido por este asunto, podrían ser las que más rebotasen. Es el caso de CIE Automotive o de las acereras Arcelor Mittal y Acerinox.

Otro de los grandes focos de atención será el proceso de salida del Reino Unido de la UE. Los que se muestren optimistas sobre el Brexit deberán estar pendientes a la reacción de las empresas españolas con mayor presencia allí como es el caso de Telefónica, Ferrovial, Santander o IAG, entre otras.

Lo importante, en cualquier caso, es estar preparado y tener una estrategia definida para reaccionar con rapidez, recuerdan los analistas, sobre todo tras la negativa experiencia del pasado ejercicio que vino cargado de “Cisnes Negros” para los que pocos estaban preparados.

Artículos relacionados