DESDE EL PARQUET

El consorcio Airbus amenaza con irse del Reino Unido

El la­men­table es­pec­táculo ofre­cido por los bri­tá­nicos a cuenta del Brexit está sa­cando de sus ca­si­llas a las grandes em­pre­sas. El úl­timo en saltar ha sido Tom Enders, con­se­jero de­le­gado de Airbus, que ha puesto el grito en el cielo ante el es­tan­ca­miento en la pla­ni­fi­ca­ción del Brexit por parte del Reino Unido.

El alto ejecutivo de la compañía, que cotiza en el mercado español, calificó como lamentable e insostenible para las empresas la falta de claridad en el proceso y en especial para el sector aeroespacial británico, muy cerca del borde del precipicio en la situación actual.

Airbus, que fabrica las alas de todos sus aviones en Reino Unido, ha sido desde siempre defensora de la permanencia en Europa, pero una vez que esta opción salió perdedora en el referéndum de 2016 ha estado trabajando intensamente para buscar la solución lo menos onerosa para ambas partes, instando a mantener unos estrechos lazos comerciales.

En este sentido, en un mensaje a los empleados, Enders destacó que "es lamentable que más de dos años después del resultado del referéndum, las empresas sigan sin poder planificar adecuadamente el futuro". Entre otras cosas, teme que el "Brexit" ponga en riesgo las inversiones futuras del grupo en el país.

Enders ha reconocido la dificultan de trasladar sus trabajos fuera del país de la noche a la mañana, pero recordó que esta es una opción a largo plazo si la producción se pudiera ver perjudicada.

"El aeroespacial es un negocio de largo plazo y podríamos vernos obligados a redirigir las inversiones futuras en caso de un 'Brexit' sin acuerdo. Y no se equivoquen, hay muchos países por ahí a los que les encantaría fabricar las alas de los aviones de Airbus", señaló Enders. Entre los posibles beneficiados de este hipotético traslado estaría España, donde ya se fabrican las alas de algunos de los aparatos de la compañía.

Por eso, el consejero delegado ha insistido en que no se escuche la locura de los partidarios del 'Brexit', que ponen en duda la salida de Airbus del Reino Unido porque se vería condicionada por las grandes plantas que tiene instaladas allí.

Las acciones de Airbus, que el año pasado estableció un nuevo récord al ensamblar 800 aviones comerciales, acumulan un alza del 15% en este mes de enero después del duro ajuste sufrido en los tres últimos meses del año pasado que pusieron en peligro el soporte de los 80 euros por acción. El positivo arranque de año, le ha permitido no solo recuperar la tendencia alcista sino apuntar de nuevo hacia sus máximos sobre los 110 euros por título registrados a finales del pasado mes de agosto.

Artículos relacionados