Monitor de Consumo Bancario

Las tran­sac­ciones al­can­zaron un mon­tante de 39.000 mi­llones en el cuarto tri­mestre

Se multiplican las operaciones con tarjeta de crédito

La UE multa con 570 mi­llones a Mastercard por violar las re­glas de com­pe­tencia

Mastercard y Visa
Mastercard y Visa

Cada día pa­rece más cer­cano el mo­mento en que el di­nero fí­sico quede re­le­gado a los ex­po­si­tores de los mu­seos. Según datos re­ca­bados por el Banco de España (BDE), el úl­timo tri­mestre del año que acaba de ter­minar re­gistró el ré­cord his­tó­rico de ope­ra­ciones rea­li­zadas me­diante tar­jeta de cré­dito. No es que el di­nero se vaya que­dando ob­so­leto; lo que su­cede es que es más có­modo no lle­varlo.

Durante los tres últimos meses de 2018 las transacciones realizadas con 'dinero de plástico' llegaron a los 1.011 millones, un 14% más que en el mismo período de 2017, y su montante rozó los 39.000 millones de euros. Los tres trimestres anteriores (de enero a septiembre) tuveron lugar 2.851 millones de transacciones por un montante de 108.000 millones de euros.

La obsolescencia de billetes y monedas, cada vez más cerca Frente al meteórico crecimiento de los pagos y operaciones de todo tipo con tarjeta de crédito (a un ritmo superior al 10% cada tres meses), la retirada de billetes en terminales bancarios se mantiene estancada: entre octubre y diciembre de 2017, los usuarios españoles acudieron aproximadamente 240 millones de veces al cajero; en el mismo período de 2018, un ínfimo 0,20% más. Los puntos de venta para el pago con tarjeta también responden a la demanda: ya hay disponibles 1,80 millones, 400.000 más que en 2013.

La ascensión del pago con tarjeta coincide con una caída en el número de cajeros (motivada, también, por el cierre de numerosas oficinas bancarias). Mientras que hace una década el número de terminales en nuestro país superaba ampliamente los 60.000, ahora hay 10.000 menos.

La UE disciplina a Mastercard

Sin embargo, no todo son buenas noticias y cifras vertiginosas para este producto. La Comisión Europea ha impuesto una sanción de 570 millones de euros al proveedor norteamericano Mastercard por vulnerar la normativa comunitaria de libre competencia.

El motivo por el que el Ejecutivo Comunitario inició la investigación (que ha durado más de un lustro) contra la compañía estadounidense es que la política de Mastercard obligaba a los bancos con los que trabajaban los minoristas a aplicar en las operaciones las tarifas del país en el que estaba el punto de venta. Es decir, los comerciantes no podían beneficiarse de los mejores precios que de otros países, lo que aumentaba los precios del producto.

Artículos relacionados