Es una de las seis firmas es­pañolas que re­goge el ín­dice de igualdad de gé­nero

Telefónica apuesta por mayor sostenibilidad e igualdad para potenciar su negocio

La ope­ra­dora se en­cuentra entre las lí­deres mun­diales en el cambio cli­má­tico

Álvarez-Pallete (Telefónica)
Álvarez-Pallete (Telefónica)

Telefónica avanza hacia el com­pro­miso con la sos­te­ni­bi­lidad con el medio am­biente y los cri­te­rios de res­pon­sa­bi­lidad so­cial cor­po­ra­tiva para me­jorar su ima­gen, además de im­pulsar una es­tra­tegia di­fe­rente que capte otro tipo de in­ver­sio­nes. La ope­ra­dora se mueve hacia esos nuevos cri­te­rios y em­pieza a re­coger sus fru­tos, según mues­tran di­fe­rentes cla­si­fi­ca­ciones es­pe­cia­li­za­das. Y justo lo hace en un mo­mento en el que sigue re­du­ciendo ac­tivos no es­tra­té­gicos y re­corta ni­veles de deuda.

Telefónica avanza hacia el compromiso con la sostenibilidad con el medio ambiente y los criterios de responsabilidad social corporativa para mejorar su imagen, además de impulsar una estrategia diferente que capte otro tipo de inversiones. La operadora se mueve hacia esos nuevos criterios y empieza a recoger sus frutos, según muestran diferentes clasificaciones especializadas. Y justo lo hace en un momento en el que sigue reduciendo activos no estratégicos y recorta niveles de deuda.

La empresa que lidera José María Álvarez-Pallete tiene clara su hoja de ruta. Junto a su apuesta por la innovación tecnológica y la digitalización otra de las patas grandes del proyecto es su compromiso con la sostenibilidad. Y lo es porque, tal y como se observa en el largo plazo, las compañías que se enmarcan dentro de los criterios ISR son más rentables y estables en el futuro. De ahí a su auge.

En este contexto, Telefónica ha abierto las puertas en el sector mundial de las telecomunicaciones con la primera emisión de bonos verdes. Unos bonos cuyos fondos se destinan a financiar distintos proyectos medioambientales. El grupo tiene previsto llevar a cabo una operación de deuda sostenible de unos 500 millones de euros, bajo el sello de BBVA, que es bastante reconocido en este tipo de emisiones; Crédit Agricole y HSBC.

Pero el compromiso de la compañía va mucho más allá. De hecho, recientemente era reconocida como líder global en la lucha contra el cambio climático y sigue siendo parte de la “Lista A” elaborada por CDP, la organización sin ánimo de lucro que cada año recopila y ofrece esta información a inversores, gobiernos y corporaciones. Es, de facto, la única operadora que se enmarca dentro de esta lista.

La organización consideraba que las acciones de la multinacional en el último ejercicio en aras de disminuir el nivel de emisiones de CO2, atajar los riesgos climáticos e impulsar la economía baja en carbono. Una práctica que ya están empleando muchas compañías europeas y en especial las escandinavas.

La clasificación, desarrollada a peticiones de más de 650 inversores, la componen seis empresas de telecomunicaciones, de un total de 126 compañías de todo el planeta, de las que solo cuatro son de España. Telefónica se coloca a la cabeza de todas ellas en cuanto a efectividad en el cambio climático.

Por tanto, la gestión del cambio climático es de carácter prioritario para el equipo gestor del grupo telefónico. En la actualidad más del 50% de la electricidad que se utiliza llega a través de energías renovables. De hecho, se ha mejorado la eficiencia energética en un 52% en los últimos tiempos con un aumento exponencial de la energía verde. En este sentido, la apuesta por la transformación de la red de cobre a fibra, donde la compañía es líder, genera una eficiencia superior al 85%. Nada desdeñable.

Su Programa de Eficiencia Energética, con 170 iniciativas cada año, además de su Plan de Energía Renovable, hace que se genere energía limpia para más del 50% de su consumo eléctrico. Telefónica ya trabaja con energía 100% renovable en países como Alemania, Brasil, España y Reino Unido. Su meta es que en 2030 sea completamente renovable en todas las regiones en donde opera.

Apuesta por la igualdad de género

Asimismo, Telefónica siguiendo esta misma estrategia apuesta por la reducción de la brecha salarial y políticas de igualdad. Tanto es así que, por segundo año consecutivo, figura en el Índice Bloomberg de Igualdad de Género, que hace una distinción con las empresas comprometidas con la transparencia en la información de género y el avance en la igualdad de las mujeres. Por eso, tienen en cuenta sus números, políticas, participación en la comunidad y sus productos.

La operadora es una de las 6 entidades españolas de este listado, en el que únicamente aparecen 20 compañías del mismo sector a escala mundial. Bloomberg considera que la estrategia de Telefónica en diversidad e inclusión es bastante óptima. Por otro lado, destaca de manera muy positiva las políticas de conciliación acometidas desde el grupo.

En Telefónica las mujeres constituyen casi el 38% de la plantilla, y solamente un 23,8% de mujeres directivas. Sin embargo, el objetivo para 2020 es de que esa cifra se incremente hasta el 30%.

Artículos relacionados