SEGUROS

El ne­gocio de Vida Ahorro se­guirá las­trado por el con­texto de bajos tipos de in­terés

2019 tampoco será el año de los 'unit linked' en España

El ne­gocio de No Vida cre­cerá un 4,1% pese a la ra­len­ti­za­ción eco­nó­mica global

Sin título
Informe Fundación Mapfre.

Pese a los es­fuerzos rea­li­zados por orientar a los clientes hacia pro­ductos en los que el to­mador asume el riesgo de la in­ver­sión, como los Unit Linked, estos no ter­minan de arraigar en España. No lo han hecho y tam­poco pa­rece que lo puedan hacer este año. “El au­mento de la vo­la­ti­lidad y las caídas de los mer­cados pueden tener un im­pacto ne­ga­tivo en el desa­rrollo de estos pro­duc­tos”, afirma Ricardo González, di­rector de Análisis, Estudios Sectoriales y Regulación del Servicio de Estudios de Mapfre, que des­taca que estos se­guros com­piten con los fondos de in­ver­sión tra­di­cio­na­les.

En la presentación del informe ‘Panorama económico y sectorial 2019’, elaborado por el Servicio de Estudios de Mapfre, se explican los dos principales factores que han jugado en contra de estos productos: un entorno de tipos de interés que está compensando negativamente el efecto que la mejora de la economía española pudiera tener en esta línea de negocio, y las caídas y el aumento de la volatilidad sufrida en los mercados a finales de año, que no favorecen su comercialización.

Tampoco se presenta el panorama demasiado halagüeño para el resto de productos de Vida Ahorro y las rentas vitalicias tradicionales. El Servicio de Estudios de Mapfre no ha querido realizar previsiones de crecimiento de este segmento de negocio debido a que, además del ciclo económico, le afecta mucho la situación de los tipos de interés, por lo que su evolución es menos previsible. No obstante, sí que hay algo claro. El contexto va a seguir lastrando su avance este año debido a que los tipos de interés en Europa no se van a mover hasta 2020, según pronostica Mapfre en su informe.

Otra cosa es el negocio de No Vida. Ricardo González ha avanzado que crecerá un 4,1% en 2019 y en 2020, frente al avance del 2,9% en la eurozona, tanto para este año como para el próximo. El ritmo es bueno, pero con riesgo a la baja, advierte el director de Análisis, Estudios Sectoriales y Regulación del Servicio de Estudios de Mapfre, ya que este negocio está muy vinculado al comportamiento del ciclo económico, y en España el pronóstico es que el crecimiento sea del 2,3% este año, tres décimas menos que el incremento previsto para 2018.

El mismo riesgo para el sector asegurador existe a nivel global. “De momento, el crecimiento favorece al mercado asegurador, pero la ralentización de las principales economías y el agotamiento del ciclo previsto podrán comenzar a impactar en el crecimiento de las primas del mercado de seguros, especialmente en No Vida y Vida Riesgo”, se advierte en el informe. La actual situación económica anticipa un crecimiento mundial para 2019 del 3,3% frente al 3,6% con que se espera que finalice 2018, según avanza Gonzalo de Cadenas-Santiago, director de Análisis Macroeconómico y Financiero del Servicio de Estudios de Mapfre. En el informe se advierte que “el crecimiento global previsto es todavía notable, pero continua perdiendo nivel y sincronía, confirmando los síntomas que anuncian un cambio de ciclo”.

En la Eurozona, Mapfre estima que las primas de No Vida podrían alcanzar un crecimiento nominal del 2,9%. En EEUU, se espera un cambio de ciclo gradual y ordenado que conllevará una suave desaceleración del crecimiento del negocio asegurador, sobre todo del de No Vida (3,8%).

Y en el caso de los mercados emergentes, al margen de casos puntuales, el dinamismo de la actividad económica conllevará mayores crecimientos de sus mercados aseguradores, con la ayuda de la aún reducida tasa de penetración del seguro en esos mercados, “lo que implica mayor elasticidad al crecimiento: menores crecimientos de PIB traen consigo mayores crecimientos de primas que en los mercados desarrollados”, explica Ricardo González. China seguirá liderando el crecimiento (13,4%), pero también Brasil (10,7%) y México (10%) tendrán incrementos notables. En Argentina (20,8%) y Turquía (12,4%) se prevén crecimientos considerables, pero en términos nominales; si se tiene en cuenta la inflación se prevén ligeros decrecimientos.

Artículos relacionados