DESDE EL PARQUET

Cellnex, buena y bonita

La sen­ci­llez de su ne­gocio es uno de los ma­yores atrac­tivos de Cellnex, si­guiendo la tesis de Warren Buffet, que no compra nunca ac­ciones de una com­pañía que no en­tiende lo que hace. La ac­ti­vidad del grupo se centra bá­si­ca­mente en la compra y al­quiler pos­te­rior de redes de te­le­cos.

Un negocio claro y efectivo que gusta en el mercado. Gracias a este modelo de negocio, la compañía obtuvo unos ingresos de 665 millones de euros al cierre del pasado mes de septiembre, un 15% más, mientras que su beneficio operativo creció cerca de un 20%. Ello le permite tener una alta capacidad de generación de caja y una liquidez que ronda los 1.700 millones de euros.

Dinero que probablemente destinará a nuevas adquisiciones. El grupo ha reiterado en varias ocasiones la intención de realizar una ampliación de capital en caso de presentarse una oportunidad de compra interesante siempre que apoye su crecimiento y genere valor al accionista. Y los gestores del grupo han demostrado hasta ahora que saben comprar bueno, bonito y barato.

En el mercado además se especula con la posibilidad de que pueda estar en la órbita de las grandes compañías del sector de cara a una hipotética opa. Su capitalización en torno a los 5.400 millones la hace muy golosa, teniendo en cuenta las elevadas valoraciones que hacen algunos operadores.

Según las estimaciones más optimistas su precio objetivo ronda los 28 euros por acción, lo que supone un potencial de revalorización cercano al 20% a corto y medio plazo. Y en general, el consenso del mercado se inclina por las recomendaciones de compra.

No obstante, también tiene un importante riesgo bajista después de que la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia haya abierto consultas para cambiar el actual sistema de transporte de señal de TDT. Oportunidad que han aprovechado las pequeñas televisiones para solicitar un cambio de tarifas al considerarlas abusivas y pedir un sistema más flexible acorde con las audiencias y no con la cobertura.

En este sentido, los analistas de Barclays señalan que un ajuste a la baja de los precios representaría un riesgo bajista para Cellnex, según sus cálculos. No obstante, la firma recuerda que "los ingresos por radiodifusión están en una tendencia decreciente respecto a su peso en los ingresos y beneficios, contribuyendo en la actualidad a un 25% respecto al 60% que representaban en 2014", gracias a la estrategia de fusiones y adquisiciones llevada a cabo por Cellnex.

Artículos relacionados