La web del banco re­lega a un se­gundo plano cual­quier re­fe­rencia al pre­si­dente de honor

Torres rompe con el 'legado' envenenado de FG en el BBVA

El nuevo pre­si­dente ne­ce­sita soltar las­tres antes de la Cumbre de Davos el 22 de enero

Torres Vila, nuevo presidente de BBVA para liderar la ...
Torres Vila, presidente del BBVA.

Crisis ab­so­luta en la cú­pula del BBVA ante las apre­tadas citas en la agenda de su pre­si­dente para los pró­ximos días. El hasta ahora tan pre­ciado le­gado de Francisco González, su pre­si­dente de ho­nor, ha co­men­zado a soltar un hedor tan in­so­por­table por los en­cargos de es­pio­naje al ex co­mi­sario Villarejo que ha de­jado de apa­recer en lugar des­ta­cado en la pá­gina web del banco. El ac­tual pre­si­dente, Carlos Torres, ne­ce­sita li­brarse de la pe­sada carga antes de acudir a la Cumbre de Davos tras el con­sejo de ad­mi­nis­tra­ción del pró­ximo lu­nes. Y tam­bién llegar a la pre­sen­ta­ción de re­sul­tados del año sin su som­bra.

El escándalo de los espionajes encargados al ex comisario Villarejo cobra la dimensión una bola tan gigantesca que la que pueda hacer su presidente Carlos Torres el próximo martes en la ciudad suiza de Davos con la nieve que acumula esta localidad alpina. El actual presidente del BBVA acudirá a la 49 cumbre del Foro Económico Mundial acompañado del consejero ejecutivo José Manuel González-Páramo.

Desde hace años, el protagonismo en esta cita anual era todo para Francisco González, hasta el momento presidente de honor pero con una honra que se merma día tras días con las informaciones sobre los encargos realizados al ex comisario José Villarejo para espiar a todos los que estuvieran involucrados en el intento de mal llamado asalto de Sacyr al BBVA y algunos otros movimientos empresariales o políticos.

Sin embargo, Francisco González (FG) no gozará en esta edición de la atención de los focos. Incluso, cualquier referencia a su preciado legado ha quedado en un segundo plano en las informaciones que aparecen en la página web del banco, cuando era uno de los asuntos más destacados hasta el comunicado oficial del BBVA el pasado jueves.

Algunas fuentes consultadas confirman que Carlos Torres necesita en estos momentos romper cualquier atadura con su antecesor en la presidencia ejecutiva del BBVA, sobre todo por las citas más cercanas en su agenda. La cumbre de Davos arranca justo 24 horas después de un consejo de administración al que FG no debería llegar como presidente de honor para evitar su cese, una dura decisión entre consejeros de la máxima confianza de González, como el ex gobernador del Banco de España, Jaime Caruana.

Los duros términos empleados por el propio Torres en su carta a los empleados del BBVA (desde conductas muy graves hasta muy deplorables en referencia a la "intervención de comunicaciones privadas") confirman que el delfín de FG rompe por completo con un legado que cada día se presenta como más envenenado.

De los nervios

"Sabéis bien que este banco lleva arraigado en sus valores el máximo respeto por las personas y el firme cumplimiento de la ley. Somos un banco honesto que cree profundamente en los principios y en la ética. Vuestro trabajo y esfuerzo diario así lo demuestran. Podéis estar seguros que mi prioridad es esclarecer los hechos y actuar con la contundencia necesaria para resolver esta situación", concluye Carlos Torres en la carta enviada a la plantilla del grupo bancario.

El mensaje de calma también puede extenderse a los principales fondos presentes en su accionariado (el principal de ellos es BlackRock, con casi un 6% del capital bajo su control desde hace más de dos años), como ya ha adelantado este lunes Capital Madrid mientras que las acciones del BBVA encajaban un nuevo correctivo en Bolsa.

Artículos relacionados